Normalmente suelo escribir sobre juegos de PC ya que fue la plataforma que más jugué de pequeño. Pero también hubo varios juegos de Mega Drive, la consola que tuve años después, de los que guardo un agradable recuerdo. Uno de ellos es Bonanza Bros., el mítico juego de la no menos mítica SEGA que apareció en el 1990 para las máquinas arcade y que obtuvo un notable éxito, sobretodo en tierras niponas. Fue uno de los primeros en utilizar la placa Sega System 24. Posteriormente, se hicieron ports para innnumerables plataformas, incluso para sistemas 8 bits que estaban ya en franco declive como ZX Spectrum o Amstrad CPC, aunque solo para Europa donde estas plataformas aún sobrevivian.

El paso entre la generación de 16 bits a la de 32 y 64 bits fue realmente especial ya que supuso el paso de los juegos 2D a los juegos 3D en el mundo de las consolas. Muchas sagas se adaptaron a los mundos tridimensionales, entre ellas The Legend of Zelda. Nintendo puso toda la carne en el asador en el paso a las 3D de una de sus franquicias estrella, dando como resultado le que es considerado uno de los mejores juegos de todos los tiempos, Ocarina of Time.

La hoy en día extinta Brøderbund Software, que fue absorbida por The Learning Company, se dedicó durante la segunda mitad de la década de los 80 principalmente a juegos educativos. Uno de ellos destacó sobremanera ¿Donde Esta Carmen Sandiego? Buscala Por Todo El Mundo, que lanzó a la fama a la compañía americana.

En la era de los 16 bits, Mega Drive no fue una consola que tuviera una gran variedad en juegos de rol, de hecho, fueron bastante escasos. Por suerte, hubo unos cuantos RPG de buena calidad, entre ellos Light Crusader, el protagonista de este artículo.

En el recordando de hoy, volveremos a tratar un juego de la compañía francesa Infogrames, que se convirtió en uno de mis juegos preferidos de la infancia. No es otro que North & South, un cómico juego de estrategia donde, como su nombre indica, reviviremos la guerra civil americana, entre la Federación y la Confederación. De hecho, el juego está basado en el cómic belga llamado "Les Tuniques Bleus".