Recordando
Retro Review Arkanoid

Esta semana nos remontamos a los años 80, cuando los juegos arcade eran las estrellas de los videojuegos. Un planteamiento y una jugabilidad muy sencillas podían hacer que los jugadores estuviéramos horas intentando superar el récord de un juego. Éste es el caso de Arkanoid, uno de los juegos de romper bloques más emblemáticos.

Este juego fue desarrollado por Taito para máquinas arcade en el año 1986, y al tener éxito salieron multitud de versiones para consolas y ordenadores de 8 bits. Arkanoid no es el primer juego de romper bloques, está basado en el juego Breakout, publicado por Atari en 1976. La mecánica de ambos es muy parecida, pero Arkanoid introdujo power-ups, enemigos y gráficos renovados, que hacen de Arkanoid un juego más atractivo.

Aunque parezca mentira, Arkanoid no es un juego de destruir bloques así porqué sí, sino que tiene una misteriosa historia detrás. El protagonista de la historia es una nave espacial llamada Vaus que consiguió escapar de la madre nodriza Arkanoid cuando ésta fue destruida, pero quedó atrapado en un espacio deformado por alguien desconocido...

Con este contexto, tenemos que ponernos manos a la obra y empezar a romper bloques para dar con el enemigo que nos ha atrapado y vencerlo. La mecánica del juego es muy sencilla y también conocida, seguro que alguna vez habéis jugado a un clon de Breakout o Arkanoid. Controlamos a una con forma de cápsula de izquierda a derecha, y debemos evitar que una pequeña bola que va rebotando en el escenario se cuele por la parte inferior de la pantalla, que nos hará perder una vida. A su vez, debemos ir destruyendo con la bola los bloques en la parte superior (algunos bloques necesitan más de un golpe para destruirlos), y cuando todos estén destruidos, pasamos al siguiente nivel.

El juego está compuesto de 33 pantallas, cada una con una distribución de bloques diferentes, y cada vez con más enemigos que irán vagando por el nivel y nos dificultarán nuestra misión. El último nivel es especial, ya que nos enfretamos al jefe final del juego, y si nos quita todas las vidas no podremos usar continuaciones para vencerlo.

Durante los niveles podemos conseguir diferentes power-ups que nos ayudarán a romper bloques. Estos power-ups son cápsulas que caen al romper algunos bloques, y debemos cogerlas con nuestra nave para activarlos. Hay diferentes efectos, como aumentar la longitud de la nave, multiplicar el número de bolas o conseguir un rifle láser.

Arkanoid es un juego mítico que aún es recordado como uno de los grandes juegos de romper bloques, mejorando el concepto inventado por Breakout y haciendo de él un juego realmente adictivo.

Contenido relacionado