Ahora sí que sí. Tal como os prometimos hace dos semanas, nos habíamos marcado un "objetivo", aunque sea por completitud, de tener una review de todos los retrojuegos deportivos que utilizaron la licencia de un deportista español. El último que nos faltaba, si no estamos equivocados, es el Sito Pons 500 c.c. Grand Prix, de Zigurat Software, lanzado el mismo año que el de Carlos Sainz, por lo que vemos que en el año 1990 la compañía apostó por los deportistas del motor.

Os hemos hablado infinidad de veces en NoSoloBits de videojuegos basados en deportistas españoles, puesto que tuvieron una notoria importancia a finales de los 80, cuando las compañías españolas vieron el filón que suponía lanzar juegos basados en licencias de deportistas, puesto que gran parte del marketing ya estaba hecho al ser personajes muy populares. Eso sí, por otra parte y como es lógico, había que pagar al deportista para que cediese su imagen, pero al ser los videojuegos algo todavía minoritario en aquél entonces (se entiende, si se compara con lo que los videojuegos son hoy en día, reyes del entretenimiento sin discusión) supongo que el montante no debía ser demasiado elevado y compensado con creces con las ventas.

Volvemos a las adaptaciones cinematográficas después de un parón, para hablar de un juego que tengo la sensación que, al menos en mi entorno, no era demasiado conocido. El juego en cuestión no es otro que Clive Barker's Nightbreed: The Action Game, o más corto en castellano, Razas de Noche, basado en la película de Clive Barker quien, al igual que hizo con Hellraiser, se autodirigió su libro. Lo único que le faltó al bueno de Barker fue autoprogramarse el juego también!

Retro Review de Menace [Recordando]

En el año 1987, un juego sacudió el mundo de los shooters de scroll lateral, en el que con una nave tenías que destruir a multitud de enemigos que salían a tu paso, con un componente frenético muy adictivo: R-Type. Como suele suceder con este tipo de éxitos, hay compañías que intentan seguir la estela del éxito, con otros juegos similares de gran calidad. Y este es uno de estos casos: Menace, también conocido como Draconia en algunos países.

Mientras paseaba ayer en busca de un regalo rezagado, entré por primera vez a una tienda de cosas "frikis" por la que había pasado por delante en multitud de ocasiones y nunca había entrado. Para mi sorpresa, además del merchandising de juegos que se veía desde fuera, tiene una notable sección de videojuegos retro. En un ataque de pura nostalgia, me compré el mítico Pack Erbe 88, con el que la compañía española reventó las ventas de esas Navidades. En este pack se incluía: Titanic, Chicago 30, Coliseum, Operation WolfPsycho Pigs UXB. De esos cinco títulos, solo nos quedaba el último por hacer review, quizá por ser el menos conocido, aunque en Japón tuvo un notable éxito en las máquinas arcade, luego vendrían los ports.