Ke Rulen los Petas [Raroteca]

¿Os imagináis hoy en día un videojuego con este título? Me imagino que la mayoría de vosotros, como un servidor, no nos lo podemos imaginar, sobretodo porque la caverna mediática (principalmente la televisiva) se lanzaría al cuello de este videojuego y lo censurarían una y otra vez, denuncias mediante, incluso. Pero en los años 80, tanto en el cine como en los videojuegos, valía prácticamente todo. En el mundo de los videojuegos, esta libertad se debía principalmente a que todavía era una forma de entretenimiento minoritaria, especialmente en países como España donde todo llegaba con años de retraso. Por lo tanto, el foco mediático no se dirigía prácticamente nunca a esta incipiente industria que con el paso de los años incluso ha llegado a desbancar al cine.

Hoy en día cuando queremos jugar a nuestra consola actual de turno, podemos tirarnos tranquilamente en nuestra cama, sofa o sillón preferido y jugar tranquilamente sin vigilar ningún cable, gracias a nuestros controladores inalámbricos.

En 1998 fue publicado Jurassic Park: Trespasser, un juego para PC que pretendía comerse al resto de FPS de la época, con un control único, físicas avanzadas y con un fabuloso entorno poblado por dinosaurios, basado en el fantástico mundo de Jurassic Park. Al final todo quedó a medias, y Trespasser quedó un juego realmente raro y muy por debajo de las expectativas generadas.

Power Glove [Raroteca]

A pesar de ser conocido popularmente, este periférico aparecido en 1989 para la Nintendo Entertainment System es, sin duda alguna, una rareza dentro del mundo de los periféricos. Fue el primer controlador en intentar captar y reproducir los movimientos de la mano de un ser humano, mostrando su resultado en tiempo real en la pantalla de televisión. Sin embargo, como todos sabemos, era altamente impreciso y difícil de utilizar correctamente.

Paradise Café [Raroteca]

Suponed por un momento que cogéis una máquina del tiempo y viajáis a los 80, y estáis en plena adolescencia con las hormonas a tope. No existe Internet, no tenéis novia, y un amigo tuyo te viene y te dice que tiene un juego erótico de una compañía portuguesa, por si fuera poco os enseña la portada con una sugerente mujer... os faltaría tiempo para ir corriendo a vuestro ZX Spectrum y comenzar a cargarlo.