El cine padeció en su juventud una fuerte censura, especialmente en los Estados Unidos, desde la aprobación del código Hays a principios de 1930 y que se alargó hasta mediados de la década de los 60. Como alguna vez he dicho, los videojuegos en nuestro día se podrían considerar otra expresión artística igual que el séptimo arte, y la censura (o el intento) también ha estado presente en su juventud.

Retro Review Columns [Recordando]

Seguramente si pensáis en el famoso juego de puzzles Tetris, lo relacionaréis rápidamente con las consolas de Nintendo, empresa que siempre ha tenido los derechos de esta franquicia. Pues bien, en la época de los 90, la compañía Sega (máxima rival de Nintendo en aquella época) no se quiso quedar atrás y también sacó su propio juego de puzzles, el mítico Columns.

Como hemos comentado en otros Recordando anteriores, la primera mitad de la década de los 90 se caracterizó por la efervescencia de títulos del género aventurero, empujados por el éxito de las aventuras aparecidas al final de los 80, como Maniac Mansion.

Revolution Software era una de esas empresas que desarrollaba Aventuras Gráficas a la sombra de LucasArts. Sus dos primeros títulos (Lure of the Temptress y Beneath a Steel Sky) fueron grandes juegos y bien recibidos por el público, pero no fue hasta su siguiente juego, Broken Sword, cuando consiguieron su gran éxito comercial y la creación de una saga que dura hasta el día de hoy.

Muchos gamers recuerdan la llegada de Resident Evil de Capcom hace ya dos generaciones de máquinas. Su enorme éxito provocó un aluvión de survival's horrors, entre los que destacaríamos las secuelas de Resident Evil y Silent Hill.