En 1992 se estrenó Batman: The Animated Series, que por méritos propios se convirtió en una de las series de animación mejor recordadas de los 90, siendo una gran adaptación de los cómics del famoso detective de DC. Como en la segunda temporada de la serie Robin cobraba protagonismo, esta fue renombrada a The Adventures of Batman & Robin. Como suele pasar con las series de éxito, los productos basados en ella no tardaron en llegar, entre ellos el videojuego que hoy nos ocupa, que coge su nombre de la segunda temporada de la serie.

Volvemos a la carga con el género aventurero, esta vez recordando una joya de SierraThe Colonel's Bequest. Creo que es bueno recuperarla porque, la verdad, era una aventura gráfica muy particular, te metía prácticamente en un libro de misterio de Agatha Christie, como veremos más adelante en el argumento, recordándome especialmente a un libro en concreto.

Esta vez nos vamos cuatro décadas atrás para recordar uno de los primeros juegos de Namco, una compañía que desde sus inicios hasta el día de hoy nos ha dado horas y horas de diversión. El protagonista de este artículo es Dig Dug, un curioso arcade en el que vamos excavando nuestros propios laberintos para dar caza a los enemigos mientras evitamos que ellos nos cacen a nosotros.