Recordando
Retro Review de The Colonel's Bequest

Una aventura a lo Agatha Christie

Volvemos a la carga con el género aventurero, esta vez recordando una joya de SierraThe Colonel's Bequest. Creo que es bueno recuperarla porque, la verdad, era una aventura gráfica muy particular, te metía prácticamente en un libro de misterio de Agatha Christie, como veremos más adelante en el argumento, recordándome especialmente a un libro en concreto.

Sin embargo, creo que es una aventura que ha envejecido mal "por culpa" de las point & click, ya que la forma de interactuar y de realizar las acciones estaban más cerca de las aventuras conversacionales que de las point & click. Me explico: en lugar de tener una imagen estática como habitualmente teníamos en las conversacionales con un texto explicativo justo debajo, aquí nos podemos desplazar por el escenario clickando con el cursor, pero las acciones tenemos que seguir introduciéndolas a mano, en un input que se abre para escribir la acción. Es decir, es una aventura más interactiva que las conversacionales pero no llegaba al punto de una point & click, lo mismo que sucedía con los primeros King Quest Leisure Suit Larry, que llegaron a ser "remakeados" por la propia compañía en formato point & click años más tarde de su lanzamiento.

El argumento es el siguiente: Corre el año 1925. Laura Bow, es una joven estudiante de periodismo de la Tulane University (Nueva Orleans). Su amiga Lillian la invita a pasar un fin de semana en la mansión que pertenece a su tío, el Coronel Henri Dijon, un veterano de la guerra hispano-americana, y propietario de una vasta, pero decadente, plantación de azúcar en una remota isla.

Durante la cena, Laura conoce a los miembros de la extensa familia de Lillian, así como a unos amigos cercanos. A medida que Laura explora la mansión y habla con sus ocupantes, empieza a desentrañar viejas disputas familiares, descubriendo que muchos de los allí presentes tienen sus propios planes y ambiciones. Todo se enturbia mucho más cuando empiecen a suceder extraños accidentes y asesinatos, por lo que Laura deberá iniciar la investigación y encontrar al culpable.

Como veis en el argumento, para mí tiene puntos en común con Diez Negritos de Agatha Christie. En cualquier caso, lo primero a destacar es el ingenioso anti-copy, donde deberemos cotejar unas huellas dactilares con nuestro manual del juego para acceder a él.

Una vez en harina, me encanta la presentación del juego, empieza como si de una película se tratase, con unos títulos de crédito y la presentación de los personajes, con sus caras y nombres en la parte inferior, mientras en la superior vemos como una especie de escenario. Realmente increíble para la época, estamos hablando de 1989.

Tras la presentación, deberemos empezar la exploración de la mansión y sus alrededores, recopilando información de los allí presentes (muchas veces escuchándolos a escondidas a través de pasadizos secretos), recogiendo objetos y hablando con los diferentes personajes. El gran problema de las conversacionales, es que muchas veces el comando a escribir no es del todo obvio y es lo que las hace más complicadas, a diferencia de los sistemas que vinieron después como SCUMM, donde los verbos estaban muy acotados y el sistema point & click facilitaba aún más la tarea.

Sin embargo, el juego está tan bien ambientado, viendo a los personajes interactuar cada uno con sus intereses, que te acaba metiendo en el papel. La variación de estancias de la mansión y sus exteriores (como la capilla, por poner un ejemplo), la hacen muy, muy completa.

Además, hay varias cosas a tener en cuenta que la hace aún más creíble:

  • Ciertas situaciones sólo sucederán a ciertas horas
  • Los personajes pueden sentirse molestos con Laura por diversos motivos: si la cogen espiándoles o si hace demasiadas preguntas que los haga parecer sospechosos
  • Las distintas formas de morir, marca de la casa Sierra, algunas hasta hilarantes, como solía ser habitual.

El juego fue muy conocido y está muy bien considerado, si aún tenéis la paciencia de lidiar con una aventura conversacional, echadle unas partidas porque la calidad es muy alta. Tuvo una secuela, esta sí que en formato point & click clásico, con Laura de protagonista, titulada The Dagger of Amon Ra, de la que sin duda hablaremos algún día.

Contenido relacionado