Recordando
Retro Review de The Adventures of Batman & Robin

Acción y plataformas de la mano del Caballero Oscuro

En 1992 se estrenó Batman: The Animated Series, que por méritos propios se convirtió en una de las series de animación mejor recordadas de los 90, siendo una gran adaptación de los cómics del famoso detective de DC. Como en la segunda temporada de la serie Robin cobraba protagonismo, esta fue renombrada a The Adventures of Batman & Robin. Como suele pasar con las series de éxito, los productos basados en ella no tardaron en llegar, entre ellos el videojuego que hoy nos ocupa, que coge su nombre de la segunda temporada de la serie.

La versión que vamos a analizar es la que se publicó para SNES, la cual es un juego de acción y plataformas desarrollado y publicado por Konami en 1994, pero varias consolas de la época tuvieron su versión, todas ellas muy diferentes entre sí. La versión de Mega Drive es un Run and Gun en el que podemos jugar en cooperativo manejando a Batman y a Robin. La de Mega CD, en cambio, es un juego de acción sobre ruedas conduciendo el Batmóvil. Estas dos versiones las desarrolló Clockwork Tortoise y las publicó Sega. Por último, hay una versión para Game Gear desarrollada por Novotrade y publicada también por Sega, la cual es un juego de acción y plataformas, aunque totalmente diferente al de SNES. 

He elegido la versión de SNES por dos principales motivos: Es la versión que pude disfrutar en su momento, y además viendo las otras creo que es la que mejor representa la serie de animación original.

The Adventures of Batman & Robin no sigue ningún hilo argumental concreto, sino que consiste en un conjunto de niveles basados ligeramente en episodios de la serie en los que los conocidos villanos de Batman hacen de las suyas... hasta que Batman pone remedio. Aunque por el título del juego pueda parecer que Robin tenga protagonismo, lamentablemente no es así, ya solo lo veremos en algunos niveles del juego. Hubiera quedado un título más redondo si hubiera sido un personaje jugable, e incluso mejor aún con un modo a dos jugadores como tiene la versión de Mega Drive. 

El juego mezcla muy bien los géneros de acción y plataformas en 2D, y además le añade un toque de exploración en algunos niveles que le sientan muy bien. En todo momento se nota el sello de calidad de Konami, tanto por la endiablada jugabilidad como por representar con gran acierto la serie en la que se basa, algo que la compañía había hecho ya en otros títulos anteriores como Teenage Mutant Ninja Turtles, The Simpsons o Astérix, por mencionar algunos de sus otros clásicos basados en series. Al empezar cada una de las misiones podemos seleccionar el equipamiento que llevará Batman. Algunos de estos objetos serán imprescindibles en algunas misiones, como la linterna para iluminar sitios oscuros o las gafas de rayos X para detectar paredes falsas. El juego da la opción de volver a la Batcueva por si nos hemos dejado por equipar algún utensilio imprescindible para superar la misión.

Una de las cosas más interesantes del juego es su combinación entre diferentes tipos de jugabildad. En la mayoría de niveles Batman usa sus puños para enfrentarse a los enemigos, además de poder usar algunos de sus artilugios como el Batarang o bombas. En cambio, en el segundo nivel Batman solo utiliza su batarang para paralizar a las secuaces de Poison Ivy. Además, en algunos niveles se añaden algunos objetivos que le dan variedad a este título, como rescatar rehenes o resolver acertijos de Enigma. Por último, en una de las fases conduciremos el Batmóvil a vista de pájaro.

Uno de los pocos puntos flacos de este título es la poca variedad de enemigos a los que nos enfrentamos. Pese a que los niveles son totalmente diferentes entre sí, en la mayoría de niveles nos enfrentamos a los mismos esbirros, los cuales son gangsters de moca monta armados con pistolas o metralletas. Los jefes finales son harina de otro costal, ya que tenemos que derrotar a super villanos tan carismáticos como el Pingüino, Poison Ivy, Catwoman y, como no, al Joker, el cual no podía faltar a la cita con su archienemigo.

Este juego a nivel técnico es toda una delicia. El control es preciso en todo momento, tanto en combates como en saltos. Gráficamente es soberbio, con unos personajes perfectamente dibujados y animados, y unos escenarios repletos de detalles, algunos de ellos con unos efectos realmente sorprendentes para la época, como la mítica pelea contra el Joker en la montaña rusa. Hay un pequeño bajón a nivel gráfico en la parte de conducción, y no es porque esta sea mala, es que el resto del juego es tremendo. La música también es una maravilla, con melodías basadas en la serie de animación que acompañan perfectamente a la acción del juego.

Como buen juego de los 90 de Konami, supone todo un reto completarlo. La barra de vida es abundante, pero es fácil perderla entre la multitud de enemigos y trampas que nos esperan, e incluso perder alguna vida directamente si caemos al vacío en algunas de las partes de plataformas. No todo son peligros en el juego, también podemos encontrar corazones que nos recuperarán parte de la vida, así como recargas de los utensilios de Batman. Si perdemos una vida, empezamos desde el último checkpoint, pero si perdemos todas las vidas y usamos una continuación, empezamos desde el principio del nivel. Para adaptarlo a nuestro nivel de pericia, el juego ofrece tres niveles de dificultad. En fácil y normal podemos usar passwords para recuperar la partida, pero en difícil tenemos que completar el juego del tirón, el cual dura aproximadamente una hora si vamos a buen ritmo. Pasarlo en difícil tiene recompensa, ya que veremos un final exclusivo.

En definitiva, The Adventures of Batman & Robin es un gran juego que hace honor a la fantástica serie de animación en la que se basa. Un juego recomendado tanto si os gustan los juegos de acción como si os gusta el universo de Batman.

Contenido relacionado