Recordando
Retro Review de Pong-Tron

El primer videojuego de Sega

Hoy vamos a hacer arqueología de los videojuegos para hablaros del primer videojuego que desarrolló y distribuyó la icónica compañía Sega. Tal juego fue Pong-Tron, y como se puede ver en el nombre, es un clon descarado de Pong, el gran éxito de Atari que arrasó en 1972.

Sega fue fundada en 1960, y desde sus inicios se ha dedicado al sector del entretenimiento, en el cual empezó como productor de máquinas tragaperras. Siendo uno de los primeros productores de este tipo de máquinas en Japón, el negocio fue todo un éxito. Con el paso de los años fue adquiriendo diferentes compañías y expandiendo su negocio con otros tipos de máquinas que funcionaban con monedas, como fotomatones o Jukeboxes (rocolas). A finales de los 60 empezó produciendo sus propias máquinas electromecánicas, siendo la primera el simulador de submarinos llamado Periscope. Ya entrados en los 70, y tras el éxito que había tenido el arcade Pong, decidieron tirarse a la piscina con su primer videojuego, Pong-Tron, distribuido exclusivamente en Japón.

Como he comentado en la introducción, Pong-Tron es un clon descarado del original con el que no se molestaron ni a buscarle un nombre que no incluyera Pong. El juego está enfocado exclusivamente a 2 jugadores. El mueble del arcade dispone de 2 controladores en forma de rueda para mover las paletas del juego. Estas paletas están a cada lado de la pantalla, y su misión es hacer rebotar la pelota para evitar que se cuele en su portería, y a la vez intentar colarla en la portería del jugador contrario. En la pantalla se pueden ver también un par de marcadores de puntos, uno para cada jugador.

Después de Pong-Tron, Sega siguió aprovechando el tirón de la máquina original sacando durante 1973 2 máquinas más basadas en este. La primera fue Hockey TV, otro clon de Pong, pero esta vez un poco más maquillado. La segunda fue Pong-Tron II, la cual mejoraba a la primera parte incluyendo un modo adicional para 1 jugador. Este modo de juego consiste en una especie de tiro de penalti, en el que hay que colar la bola en la portería evitando al portero, representado por una paleta.

Este discreto inicio en el negocio de las máquinas recreativas le sirvió a Sega como plataforma para convertirse en uno de los mayores productores y distribuidores de arcade de los años 70 y 80, con grandes éxitos como Zaxxon, Out Run o Shinobi. Finalmente, en el año 1983 produjo SG-1000, su primera consola doméstica, la primera de una serie de consolas que se han convertido en todo un icono de la cultura popular. Aunque ya no produce sus propios sistemas, hoy en día podemos seguir disfrutando de sus juegos en nuestros hogares.

Pong-Tron es un juego que no tiene mucho que ofrecer, pero es el primer videojuego de Sega, y solo por eso ya es una pequeña pieza en la historia de los videojuegos que merece no caer en el olvido.

Fuentes:

Contenido relacionado