Recordando
Retro Review de Hook (Arcade)

Peleas en el País de Nunca Jamás

Los videojuegos y el cine hace ya mucho tiempo que van de la mano. Al principio, los videojuegos eran un producto más para promocionar películas, pero a medida que estos han ido ganando relevancia en el mercado se han ido invirtiendo las tornas. De hecho, ya no hay muchas películas que salgan con su juego asociado, pero sí que hay muchos videojuegos están dando el salto a la gran pantalla. Nuestro juego de hoy es Hook, un claro ejemplo de videojuego de promoción de la película, en este caso un beat'em up basado en la película de 1991 dirigida por Steven Spielberg.

La versión arcade de Hook fue desarrollada por el legendario estudio Irem y distribuido en 1992. Este es uno de los diferentes juegos que salieron basados en la película. De hecho, ya analizamos la versión de ordenadores hace algún tiempo, la cual es una aventura gráfica. También fue publicado como juego de plataformas para diferentes sistemas de 8 y 16 bits. 

En la introducción de la versión arcade podemos ver en unas pocas imágenes acompañadas de texto lo que es el inicio de la película. Peter Pan ya no está en el País de Nunca Jamás, ha crecido y vive con su familia, olvidando el tiempo que paso en aquel país mágico. El que no ha olvidado nada de lo que pasó es el Capitán Garfio, quien buscando venganza, rapta a los hijos de Peter para obligarlo a volver y así enfrentarse a él. Peter vuelve gracias a la ayuda de Campanilla, y finalmente consigue recordar y recuperar así sus poderes. Ya está preparado para enfrenarse a Garfio y sus secuaces.

El juego dispone de 5 personajes jugables. Obviamente, el protagonista es Peter Pan, a quien se le unen 4 de los niños perdidos: Rufio, Pockets, Ace y Thud Butt. Cada personaje tiene sus propias características y ataques bien diferenciados, siendo Peter el más nivelado. Esta amplia selección de personajes nos permite jugar partidas de hasta 4 jugadores simultáneos. Una vez en la batalla podemos ejecutar dos combos de ataque diferentes, que se ejecutan según la velocidad en la que pulsemos el botón. Otro movimiento es agarrar a los enemigos para golpearlos, lanzarlos, e incluso saltar con ellos para ejecutar un ataque aéreo. Al saltar, podemos realizar un ataque normal, o un ataque hacia abajo si pulsamos esa dirección. También podemos realizar un ataque especial pulsando ambos botones a la vez, que dañara todo enemigo cercano, pero perdemos una buena cantidad de vida al ejecutarlo. Por último, algo que no se ve mucho en estos tipos de juego es que también podemos atacar a los enemigos mientras están el suelo, quitándole así bastante vida mientras están indefensos.

A lo largo de los diferentes escenarios encontramos objetos que nos pueden ayudar en nuestra aventura. Primero, podemos encontrar una serie de trampas que las podemos activar al golpearlas, dañando a los enemigos que consigamos alcanzar. Entre esta trampas encontramos lámparas, ollas calientes y barriles explosivos entre otras. También podemos encontrar algunos objetos y armas que podemos usar, y son de lo más variopintos, como boomerangs, pelotas de baseball, lanzas o manguales. Por último, encontramos también objetos que nos recuperarán vida y otros tesoros que nos darán puntos.

Como no podía ser de otra forma, el juego hace gala de una temática pirata durante toda la partida. Los escenarios son los típicos que podemos ver en esta temática: playas, muelles y barcos piratas. De hecho, se echa de menos un poco de variedad en este aspecto, ya que todos los escenarios son bastante parecidos entre ellos. De esta temática se escapa el escenario del glaciar, que aunque no casa mucho con el resto, se agradece el cambio. Los enemigos siguen la misma línea, y encontramos diferentes tipos de bucaneros, desde simples navajeros hasta acróbatas que nos harán la vida imposible. Por supuesto, no faltan los jefes finales, que nos pondrán las cosas aún más difíciles. Mención especial al enemigo final del juego, el mismísimo Capitán Garfio, que entre sus poderosos ataques y las hordas de enemigos que le acompañan nos harán sudar tinta para acabar con él. Lamentablemente, los enemigos tampoco son muy variados, y de hecho, algunos jefes se reutilizan durante la partida en diferentes momentos.

La dificultad es la que podemos esperar en este tipo de arcades. El juego empieza bastante asequible, y los 2 primeros niveles se pueden superar sin mucho esfuerzo. A partir del tercero la cosa se va complicando de forma notable. El juego se puede completar fácilmente abusando de créditos, pero si queremos hacerlo con uno solo hay que emplearse a fondo.

Técnicamente es un juego bastante notable, con escenarios detallados y personajes grandes, bien dibujados y animados. El juego tiene el aspecto visual tan peculiar de los juegos de Irem, con una paleta de colores muy saturada y que se puede ver en otros juegos como Undercover Cops o In the Hunt. Como negativo, se puede ver que algunos escenarios no están tan cuidados como otros, mostrando elementos como el agua o el cielo completamente estáticos, lo cual da una sensación bastante pobre. Las piezas musicales acompañan bien al juego, pero no destacan demasiado.

Acabamos el artículo con una pequeña curiosidad. La versión japonesa del juego tiene algunas diferencias, como la paleta de colores utilizada. El cambio más notable entre versiones son los jefes del tercer nivel, que pasan de ser los 2 clones de Garfio en la versión occidental a 3 luchadoras en la versión japonesa.

Hook es un beat'em up muy divertido, sobre todo si jugamos con varios amigos. Quizás está por debajo a otros beat'em up de la época, pero su calidad sigue siendo más que notable. Además, si os gusta la temática pirata o el mundo de Peter Pan, el juego gana muchos puntos. Un arcade a tener en cuenta para descargar adrenalina.

Contenido relacionado