Recordando
Retro Review Army Moves

El primer gran éxito de Dinamic

La compañía con más solera del panorama videojueguil español, la archiconocida Dinamic. tuvo los inicios propios de una compañía grande. Si muchas empezaron con cuatro "locos" encerrados en un garaje, en el caso de Dinamic tres hermanos, apasionados de aquellos primeros ordenadores que llegaban a nuestro país, empezaron a programar, copiar y distribuir sus obras en el ático de su casa familiar en Boadilla del Monte, la legendaria Mansion Dinamic, aunque tras el éxito, se mudaron al centro de Madrid, movimiento empresarial lógico.

Tras unos primeros juegos realizados para ir adentrándonse en un mundo todavía en pañales, el éxito les llegaría con dos títulos y sobretodo con Army Moves, un videojuego donde nos pondremos en la piel de una unidad del ejército en territorio hostil, lanzado en el año 1986.

El juego estuvo dividido en dos partes bien diferenciadas. Por ello, fue uno de los primeros en incluir la famosa "doble carga" de Dinamic, donde tras finalizar la primera parte, se nos daba un código que debíamos utilizar al cargar la segunda fase. Unos dijeron que era como tener dos juegos, aunque más bien era tener uno solo con dos partes bien diferenciadas en el modo de juego.

Army Moves es un juego arcade cuya dificultad pone los pelos de punta a los gamers y solo completable con mucha paciencia, habilidad y horas de juego, es decir, la receta típica de Dinamic, algo que no es ni bueno ni malo, si no simplemente es así.

Empecemos por la primera carga. En todas las fases de esta carga, dispondremos de un contador de puntos y de fuel (que vendría a ser un contador de tiempo) en la parte inferior de la pantalla. En la primera fase del juego controlaremos un jeep del ejército equipado con un lanzacohetes. Tendremos que avanzar por un puente semidestruido, cada vez que encontremos un agujero tendremos que utilizar la habilidad de saltar que nuestro jeep posee, aunque no serán pocas veces las que nos precipitemos al vacío. Durante nuestro avance, deberemos hacer frente a otros jeeps y helicópteros.

En la segunda fase manejaremos un helicóptero, debiendo destruir todas las baterías aéreas y cazas que salgan a nuestro paso, disparando misiles. Como particularidad, el scroll en esta ocasión es de derecha a izquierda. La tercera fase es idéntica a la segunda solo que cambia el escenario, pasando de un terreno árido al mar, sustituyendo las baterías antiaéreas por fuerzas navales (submarinos básicamente). En la cuarta fase, una vez más, seguiremos con el helicóptero, pero esta vez en la jungla, donde habrá puestos de vigilancia que tendremos que destruir y, como no, los cazas, presentes en las tres fases. Como dato adicional, en estas tres fases habrá un bonus por realizar un buen aterrizaje en la plataforma indicada al final de la pantalla.

Pasemos a la segunda carga. En ella nos dejamos de jeeps y helicópteros y pasamos a la acción a pecho descubierto. En la primera fase nos adentramos en la jungla, atravesando un río, saltando por las distintas plataformas para no ahogarnos. Por si fuera poco, tendremos que ir esquivando unos molestos pájaros y evitando que nos den los proyectiles que nos lanzan desde el interior de la selva.

En la segunda fase nos adentramos en la base enemiga, debiendo matar a los soldados que salgan a nuestro paso y prestando especial atención a las atalayas de vigilancia, que nos harán la vida imposible.

En la tercera (o séptima en el cómputo global) y última, nos adentramos en el interior de la fortaleza que se encuentra en el interior de la base, repleta de enemigos. La particularidad de esta última fase es que deberemos cruzar las puertas y subir/bajar las escaleras hasta llegar a nuestro objetivo final, que no desvelaremos para quien quiera jugarlo.

En estas tres pantallas, además de nuestra ametralladora, dispondremos de granadas, efectivas para matar a varios enemigos de una tacada. Por otra parte, para evitar que las balas enemigas nos alcancen, podremos agacharnos para que pase por encima de nuestras cabezas.

Hoy en día, puede parecernos un juego muy sencillo, pero contando el año fue un avanzado a su tiempo, con un control y una factura técnica con el sello de calidad de Dinamic. Una auténtica (y dificilísima) joya, que dió paso a otras dos entregas más, dando origen a la saga "Moves": Navy Moves y Artic Moves.

Contenido relacionado