Recordando
Retro Review Los Simpsons Arcade

Repartiendo tortas a cuatro bandas por Springfield

Como ya recordamos hace un par de semanas con Final Fight, Capcom fue una de las grandes desarrolladoras de juegos Beat'em up. Konami tampoco se quedó atrás por esta época, y además bastantes de sus juego los basó en películas y series para que tuvieran más salida comercial. Uno de estos juegos fue The Simpsons Arcade, un colorido juego en el que podíamos seleccionar a los componentes de esta famosa familia y repartir estopa por Springfield.

Los Simpsons Arcade llegó a los salones recreativos en 1991 y fue un juego bien recibido tanto por la crítica por el público. También tuvo versiones domésticas, aunque no tantas como otros juegos de gran éxito de la época. El juego fue portado a Commodore 64 y a PC, versiones claramente inferiores a la Arcade, tanto gráficamente como jugablemente, además de carecer de la opción de 4 jugadores simultáneos. En 2012 salió una versión descargable del juego para PS Network, y en 2013 para XBOX Live Arcade. Estas versiones esta adaptadas a la alta definición, además ofrecen 3 modos de juego y juego online a 4 jugadores.

Es un juego de 1991, así que está basado en las primeras temporadas de los Simpsons y el diseño de los personajes no es tan bueno como en posteriores temporadas. Además, podemos encontrar diferencias en el diseño de algunos personajes. Uno de los más significativos es la camiseta de Bart, que en vez de vestir su típica camiseta naranja lleva puesta una de color azul.

El argumento del juego es bastante surrealista, sobre todo si lo comparamos con el desarrollo de la serie de dibujos. La familia Simpsons mientras da un paseo por Springfield, se encuentran con Smithers robando un gran diamante. Smithers tropieza con Homer y el diamante va a parar a Maggie, que lo empieza a usar de chupete. Smithers no tiene otra idea que secuestrar a Maggie para llevarse también el diamante, así que Homer, Marge, Bart y Lisa deben ir detrás de él para recuperar a la pequeña. En definitiva, una excusa perfecta para recorrer Springfield dando golpes a todo el que se ponga por delante.

Podemos jugar con cualquiera de los 4 personajes, cada uno con su propio ataque. Homer da puñetazos y patadas, Marge da golpe con un aspirador, Bart pega con su monopatín y Lisa con una comba. Una característica muy curiosa del juego es que lo personajes pueden hacer combos especiales si se unen dos de ellos. Por ejemplo, si Marge y Homer se unen, pueden hacer una rueda que recorre el escenario y daña todo lo que toca. Además, entre varios personajes también se puede interactuar con elementos del escenario, como coger un coche entre varios y lanzarlo a los enemigos. Estas características le dan un añadido muy interesante al juego con varios jugadores. Durante los escenarios encontramos objetos para curar a los personajes y algunos power-ups que nos ayudarán contra los enemigos. Entre algunos niveles encontramos minijuegos que nos permiten ganar más puntos en la partida.

Los Simpsons está distribuido en 8 niveles, todos ellos en forma de beat'em up de scroll horizontal. En el juego recorremos las calles de Springfield, Krusty Land, el cementerio, la taberna de Moe, la colina de Springfield, un sueño, El escenario del Canal 6 TV y por último la central Nuclear. Cada uno de ellos tiene enemigos propios y su enemigo de final de fase. Muchos de los personajes los podemos reconocer de verlos en la serie de televisón.

Como buen juego arcade de la época, es un juego bastante difícil y pese a ser bastante corto nos costará completarlo, sobre todo si lo queremos hacer si usar continuaciones, lo cual necesita horas de práctica para conocernos todos los trucos y patrones de ataque de los enemigos del juego.

Los Simpsons Arcade es un beat'em up muy divertido, y muy jugable a día de hoy, sobre todo si lo hacemos a 4 jugadores. Además tenemos la posibilidad de disfrutarlo en consolas actuales como PS3 y XBOX 360. Uno de esos raros casos en que una licencia de televisión tiene un buen juego en consola. Si tenéis la oportunidad, no dudéis en echarle unas partidas.

Contenido relacionado