Recordando
Retro Review Rorke's Drift

Amanecer zulú

La compañía Plato (Platón en inglés) fue, como puede indicar su logotipo donde aparece un hombre pensando, una compañía dedicada al desarrollo de juegos de estrategia y gestión, aunque en su corta andadura tan solo les diera tiempo a realizar un manager de fútbol y tres juegos de estrategia.

Rorke's Drift fue su juego más conocido, aunque en ningún momento alcanzó las cotas de fama de otros juegos de estrategia, de hecho, no hubo demasiado consenso en las revistas especializadas sobre si fue un juego notable, o si fue un juego más bien malo, ya que las notas varian desde los 7-8 hasta los 3-4. Sinceramente, yo soy de los que piensa que el juego fue un avanzado a su tiempo y su calidad era más que notable, pero quizá mucha gente no estaba acostumbrada a este tipo de juegos, en una época donde las aventuras gráficas y los juegos de acción-plataforma, además de los siempre exitosos deportivos, dominaban el panorama videojueguil.

Antes de empezar a detallar el juego, hagamos un poco de historia. Rorke's Drift era un pequeño emplazamiento misionero británico situado cerca de un vado del río Buffalo en Natal, Sudáfrica, territorio de los zulúes. Horas después de la derrota de los británicos en Isandhlwana, los zulúes decidieron atacar Rorke's Drift donde había un emplazamiento de 150 soldados británicos que tenían que repeler a un ejército de entre 3.000 y 4.000 hombres. El ataque duró dos días, el 22 y el 23 de enero de 1879.

Se considera uno de los grandes logros del ejército británico, ya que consiguieron vencer a una fuerza mucho mayor, y se considera una de las mejores defensas de una plaza fuerte en la historia militar. El mapeado del juego representa fielmente los emplazamientos dentro de Rorke's Drift, como podéis ver en la galería de fotos.

El juego empieza con una marcha militar y el desfile de nuestros soldados británicos por encima del mapeado. Se divide en dos fases, la fase de órdenes y la fase de batalla. En la fase de órdenes lo que tendremos que hacer es definir las acciones que nuestros soldados deben realizar (estas se pueden escoger individualmente o de forma grupal). Por ejemplo, cogeremos a un soldado y lo desplazaremos hasta una de las empalizadas y lo colocaremos mirando hacia afuera (esto es importante, ya que es para donde disparará). Durante la fase de órdenes, el tiempo se detendrá, mientras que en la de batalla es cuando se pondrá en marcha, por lo que el juego en realidad se podría decir que funciona por turnos.

En la parte inferior de la pantalla, nos encontramos la interfaz del juego. Además del cargado y guardado de la partida, podremos acceder a la pantalla de órdenes para nuestros soldados. En ella podremos rotar a nuestro soldado para orientar su potencia de fuego, así como para órdenes específicas (reparto de munición o curar a un soldado herido), así como las de movimiento. Hay tres velocidades: caminar, que nos permitirá escalar muros; paso ligero, nos moveremos más rápido pero se cansarán antes; y carga, donde nuestros soldados cargarán contra las hordas enemigas, maximizando sus bajas pero, ojo, nuestros soldados se cansarán mucho más.

Después tenemos las opciones de disparo. Cargar, apuntar y disparar, mientras están arrodillados, o mientras están de pie. Esto es fundamental, ya que podremos tener dos lineas de tiro, una de pie y otra arrodillada. Deberemos indicar a nuestros hombres, cual debe ser su objetivo, para que en la fase de batalla dispare a esa tropa en concreto. Hay que tener en cuenta varias cosas. Por ejemplo, soldados arrodillados no podrán disparar a través de las empalizadas, ningún soldado podrá disparar a través de una pared y debemos estar mirando hacia la misma dirección desde donde vienen los enemigos. Además de estas indicaciones lógicas, el éxito de nuestro disparo dependerá de la habilidad del soldado y de la distancia a la que se encuentre nuestro objetivo.

De forma similar ocurre con la lucha cuerpo a cuerpo. Cuando un zulú nos alcance, no nos dará tiempo a recargar, apuntar y disparar, por lo que deberemos emplear nuestras habilidades en el cuerpo a cuerpo. Aquí el éxito o fracaso, además de la habilidad del soldado en cuestión, depende de lo cansado que nuestro soldado pueda estar, por lo que hay que tener cuidado cuando utilizamos el paso ligero y, sobretodo, las cargas.

Las habilidades de los soldados dependerá también del rango que tenga, si es un soldado, un oficial...

Una vez realizadas todas nuestras órdenes, pasaremos a la fase de batalla. En esta fase, nuestros soldados se moverán y realizarán sus disparos, uno por turno. Con cada disparoo ataque, se nos mostrará un informe de cual ha sido el resultado, ya sea que el enemigo ha muerto, ha sido herido o se ha errado el disparo. De forma similar nos sucederá cuando seamos atacados, mostrando en ambos casos las coordenadas X-Y donde ha sucedido el evento.

El objetivo del juego es aguantar los dos días que aguantaron en la realidad los soldados británicos, por lo que más que aniquilar al enemigo, el objetivo es sobrevivir.

En la interfaz, además de las órdenes, podremos acceder al mapa para movernos rápidamente por él. Por otra parte, se nos mostrará información adicional como la munición de la que disponemos o la fortaleza de nuestra defensa. También hay un icono que nos mostrará el informe de bajas y heridos de ambos bandos.

Si algo se le puede echar en cara a Rorke's Drift es que el control del ratón y de las acciones a veces se hacía un tanto extraño, además de que los iconos de acción, por muy bonitos que fueran, no se entendían si no tenías el manual a mano o bien ya eras un experto en el juego, pero aún así, era muy entretenido.

Contenido relacionado