Recordando
Retro Review Perfect Dark

Mi nombre es Dark, Joanna Dark

Como bien dije cuando recordamos a Goldeneye 007, fue sin duda uno de los juegos que más disfruté y más jugué en la consola Nintendo 64. Pues sin temor a equivocarme, su secuela espiritual, Perfect Dark, fue el juego que más impacientemente esperé de todo el catálogo de la consola de 64 bits de Nintendo, deseando hincarle el diente desde que lo anunciaron. Por supuesto, también le dediqué muchísimas horas y me encantó, aunque he de reconocer que no tanto como el juego de 007.

Perfect Dark fue lanzado en nuestro país el 30 de Junio del año 2000, desarrollado por Rare en exclusiva para Nintendo 64. El juego fue muy bien recibido tanto por la crítica como por el gran público, vendiendo cerca de 2,5 millones de unidades en todo el mundo. El juego requería el Expansion Pack para poder jugarlo, y en caso de no tenerlo instalado solo podíamos acceder al modo multijugador. En 2010 fue publicada una versión del juego con algunas mejoras en XBLA para XBOX 360.

El juego desde el principio se consideró una secuela espiritual del aclamado Goldeneye, por motivos evidentes. Todo lo que veiamos en Perfect Dark tenía gusto al juego del agente 007, incluso los gráficos, ya que usaba el mismo motor pero con diversas mejoras. De hecho, el juego en sus inicios se planteaba como otro título basado en las aventuras de James Bond, pero finalmente decidieron crear una franquicia nueva, aunque también basada en el mundo de los agentes secretos.

La historia se situa en el año 2023. La protagonista de Perfect Dark se llama Joanna Dark, una atractiva y eficaz agente secreto del Instituto Carrington, dedicado a la investigación y desarrollo de tecnologia. Debido a sus altas calificaciones en los entrenamientos, Joanna recibe el nombre clave de Perfect Dark. Al inicio del juego, Joanna es enviada a investigar la corporación DataDyne, y este evento desata una guerra entre ambas corporaciones y entre especies de otros planetas...

Esta historia se cuenta a través de las 17 misiones principales que componen el juego, a las cuales se le suman otras 4 misiones secretas. Durante las misiones no podemos guardar ni hay checkpoints, así que hay cada una hay que completarla sin morir, ya que en tal caso hay que repetirla desde cero. Al igual que en su predecesor, el sistema de selección de niveles es muy completo. Cada uno de los niveles podemos seleccionarlo en tres niveles de dificultad diferentes (Agente, Agente Secreto y Agente Perfecto), y el nivel de dificultad no solo influye en la dificultad de los enemigos, también nos añaden nuevos objetivos en el nivel cuanto mayor sea el nivel de dificultad. Por ejemplo, mientras que en nivel fácil solo tendremos que cumplir un objetivo en cierto nivel, en nivel difícil tendremos que cumplir 3 objetivos en ese mismo nivel.

Durante las misiones el sigilo y la estrategia son fundamentales, sobre todo en niveles altos de dificultad, que estaremos acabados al recibir unos pocos disparos. Debemos estudiar bien los movimientos de los enemigos, e intentar eliminarlos sin que salten las alarmas, ya que en caso de alarma las cosas se complicarán bastante.

Para cuando el sigilo no sirve, disponemos de más de 30 armas diferentes, cada una con sus propias características, y van desde una simple pistola con silenciador a rifles alienígenas. Todas las armas de Perfect Dark tienen un disparo secundario, lo cual las hace más versátiles. Un ejemplo muy claro es el rifle SuperDragon, el disparo principal son balas, mientras que el secundario es un lanzagranadas. 

Entre misiones podemos pasear por el instituto Carrington a modo de nexo. En el instituto podemos hacer diversas actividades en las distintas habitaciones para entrenar y desbloquear nuevas armas. Hay una habitación de práctica de tiro, donde podemos conseguir medallas y desbloquear armas clásicas de Goldeneye. Una habitación para probar los gadgets. Una sala de simulación para entrenarnos en diferentes situaciones. Una sala donde obtener información de los personajes y por último el Hangar, donde podemos controlar un hovercraft.

Las misiones de la campaña principal también podían jugarse a 2 jugadores en pantalla partida, tanto en modo cooperativo como competitivo. En el modo cooperativo el segundo jugador controlaba a la hermana de Joanna, Velvet, aunque con trucos podíamos elegir a otros acompañantes. En el modo competitivo, mientras el primer jugador intentaba cumplir la misión controlando a Joanna, el otro podía controlar a cada uno de los enemigos del escenario para intentar acabar con ella.

En cuanto al multijugador de Perfect Dark, Rare cogió la idea del multijugador de Goldeneye y la mejoró en todos los aspectos. Mejoró la personalización de los personajes a elegir, nuevos modos de juego (tanto individuales como por equipos) y la inclusión de bots de comportamiento personalizable para dar más acción a los combates. La gran pega es que no disponía de modo online (imposible ya que N64 no tenía esa posibilidad), y era un modo en pleno boom con juegos como Counter-Strike o Unreal.

Perfect Dark es un juegazo, uno de los mejores juegos de Nintendo 64 y un digno sucesor de Goldeneye 007. Como muchos de los juegos 3D de la época, gráficamente ha envejecido muy mal, como podéis comprobar en las imágenes, pero eso no os debe frenar para probarlo, ya que detrás de esa apariencia existe un juego único lleno de virtudes y grandes experiencias.

Contenido relacionado