Recordando
Retro Review North & South

En el recordando de hoy, volveremos a tratar un juego de la compañía francesa Infogrames, que se convirtió en uno de mis juegos preferidos de la infancia. No es otro que North & South, un cómico juego de estrategia donde, como su nombre indica, reviviremos la guerra civil americana, entre la Federación y la Confederación. De hecho, el juego está basado en el cómic belga llamado "Les Tuniques Bleus".

La primera pantalla al arrancar el juego ya se ve ese tono humorístico que tiene. Con una inolvidable e hilarante canción de corneta nos pide que seleccionemos el idioma en que queremos jugar, habiendo en algunas versiones parodias de los himnos nacionales.

Una vez seleccionado el idioma, pasábamos a la pantalla de configuración de la partida, donde podremos escoger qué bando dirigir, la dificultad, activar o desactivar los eventos (de los que hablaremos más adelante) y en qué año comenzar (desde 1861, año del inicio de las hostilidades, hasta el 1864). En esta pantalla se encuentra uno de los numerosos gags que hay en el juego, si tocamos el trasero del fotógrafo lo encogerá mientras se ríe.

Bien, una vez configuradas las opciones, pasamos al mapa del juego. North & South es un juego de estrategia por turnos, donde el mapa está dividido en casillas. En cada turno, podremos mover nuestras tropas a una casilla adyacente para ir conquistando territorios. En el caso de que nos movamos a una casilla en la que hay enemigos, se iniciará una de las fases que tiene el juego: la batalla.

En las batallas dispondremos de las tropas que nuestra ficha tiene, divididas en infantería, caballería y artillería. Solo podremos manejar un tipo a la vez, cada una con sus peculiaridades. La infantería puede avanzar y retroceder, así como disponerse en fila india o bien en posición de ataque siendo bastante efectiva contra la infantería enemiga o la artilleria. Por otra parte tenemos la caballería, que puede avanzar en fila india o bien en posición de ataque, pero no puede retroceder, solo frenarse un poco. Es extremadamente útil contra la infantería, ya que al cargar contra ellos nuestras espadas los destruirán. Si llegan al final de la pantalla, volverán a aparecer por el inicio. Luego está la artilleria, que se puede mover hacia arriba y hacia abajo pero nunca avanzar. Su disparo es efectivo para destruir a las tropas enemigas, así como los puentes, y dicho disparo lo tendremos que controlar nosotros mediante una barra de potencia. Quizá es la tropa más difícil de manejar, pero la más destructiva si lo hacemos bien.

La disposición de las tropas (en fila india o en posición de ataque) no es solo útil en un sentido táctico, sino que nos permitirá reducir las bajas en los disparos de la artilleria, asi como sortear el río por el puente sin que se nos ahoguen los soldados. Por otra parte, tendremos que tener cuidado de que el puente no haya sido destruído, ya que de lo contrario se colarán por el agujero y se ahogarán en el río. A veces, nosotros o el enemigo podrá batirse en retirada para salvar el máximo de tropas posible, momento ideal para hacer puntería con nuestro cañón mientras huyen.

La pantalla de batalla es diferente dependiendo del Estado donde se esté librando la batalla. Si tiene río en el mapa general, la batalla tendrá un río y, dependiendo que Estado sea, el campo de batalla será más verde o más árido (como en Texas).

Aquí hay otro gag del juego, ya que cuando la caballería llega al final y vuelve a aparecer por el principio se escucha la música de corneta de el Séptimo de Caballería.

Una vez explicado el combate, vamos a explicar uno de los eventos del juego más importantes. En ciertos Estados, se ve un punto rojo que indica la estación del tren. Cada turno, el tren irá de una estación a la otra, dejando sacos de dinero que servirán para comprar tropas. Esto sucederá cuando se llene la caja fuerte con 6 sacos de dinero. La nueva unidad podremos colocarla en uno de nuestros Estados. Por lo tanto, será importante que nos hagamos con el control de dichos Estados. Aquí otro gag: si el dinero que entra del tren sirve para llenar la caja, veremos que la puerta al abrirse hace caer al soldado que hace guardia.

Si atacamos un Estado enemigo en el que no hay tropas, tendremos que asaltar el fuerte. Es otra de las pantallas de Norte & Sur y, como veréis, nada tiene que ver con la pantalla de la batalla. El asalto al fuerte se desarrolla en scroll lateral y nuestro objetivo es llegar al final del fuerte antes de que el reloj que marca el tiempo disponible llegue antes que nosotros. Esto lo veremos en la parte inferior de la pantalla, por una parte el reloj y por otra una bota militar que indica el avance de nuestro personaje, si llegamos nostros antes al final, ganaremos, en otro caso, perderemos.

La pantalla se desarrolla en dos niveles, el inferior y por encima de la muralla. A la muralla podremos acceder mediante escaleras, siendo necesario en ocasiones hacerlo ya que algunos objetos (como carromatos) nos impedirán el avance por la parte inferior. Sin embargo, la muralla tiene grietas que habrá que saltar si no queremos volver a caer al piso inferior. Además de las dificultades propias del escenario, enemigos saldrán a hacernos la vida imposible. Deberemos abatirlos o bien lanzando uno de nuestros cuchillos (están limitados), o bien en una lucha cuerpo a cuerpo, propinándoles un buen derechazo (hay que ver como salen volando).

Los enemigos son finitos, asi que si acabamos con todos ellos podremos avanzar sin que nos salga nadie más al paso. Por otra parte, hay que tener en cuenta los explosivos, que nos harán perder bastante tiempo si los pisamos, o el perro que también nos hará perder tiempo. No tenemos barra de vida, nuestro fracaso solo dependerá del dichoso reloj. Si conseguimos llegar al final, arriaremos la bandera de nuestro bando.

Por otra parte, tendremos el caso contrario, en lugar de ser nosotros los atacantes, ser los defensores, por lo que deberemos impedir que el enemigo llegue al final.

Ahora pasaremos a explicar una pantalla similar a la del fuerte, y es la del asalto al tren. Entre Estado y Estado con estación, podemos ver la linea ferroviaria, si en uno de los estados por los que pasa la via, hay una tropa enemiga, o bien el caso contrario, se iniciará la pantalla de asalto. Es muy similar a la del fuerte, dos niveles, el inferior corriendo al lado de la vía fuera del tren y el superior en la parte alta del tren. El funcionamiento es idéntico al del asalto al fuerte. Si vencemos, en lugar de ganar ese Estado para nuestro bando, lo que haremos será quedarnos con el dinero.

Además del tren hay cuatro eventos más. En la parte inferior izquierda de la pantalla podemos ver a un mexicano que aleatóriamente de despertará de su siesta, sacará una bomba y atacará al estado adyacente, matando a nuestras tropas en la zona sur. Pero los nordistas no se librarán, ya que ellos se las tendrán que ver con un indio que lanzará un tomahawk, produciendo el mismo efecto. Por otra parte, hay una nube con tormenta que se irá desplazando cada dos semanas a casillas adyacentes en el mapa, si en nuestro turno se encuentra encima de una de nuestras tropas, no se podrá mover durante ese turno. El último evento es un barco que atracará en un Estado con puerto, proporcionándonos tropas si ese Estado nos pertenece.

El objetivo final del juego es hacerse con todas las casillas. Si lo conseguimos, veremos a la gente que apoya a nuestro bando jubilosa al ver pasar a las victoriosas tropas. Si perdemos, veremos una imagen de nuestras tropas caídas en el campo de batalla.

Contenido relacionado