Recordando
Retro Review Budokan

El señor de las artes marciales

En el recordando casi siempre hemos tratado juegos de alta calidad que fueron aclamados en su momento, o bien que tuvieron su círculo de fieles seguidores. Sin embargo hoy trataremos un juego que fue apaleado por una parte de la crítica y respetado por otra, pero el cómputo general parece ser bastante positivo, aunque es un juego que ha envejecido bastante mal y hoy en día no creo que enganchara a nadie, puesto que el género de lucha ha evolucionado tanto, que los clásicos hoy en día son una sombra de lo que son ahora. Aun así seguro que queda algun romántico que quiera recordarlo!

El Budokan es un estilo de kárate reconocido por las organizaciones internacionales, creado por el malayo Chew Choo, aunque en el juego hace referencia al torneo en el que el jugador deberá participar.

El juego fue diseñado por Rob Hubbard, un veterano ya en la industria en 1989, que había participado en multitud de desarrollos en MasterTronic o Gremlin Graphics. Fue lanzado por Electronic Arts, que en aquel entonces no era la mastodóntica empresa de nuestros días, si no una más que intentaba abrirse paso en el incipiente mundo de los videojuegos.

El juego nos pone en la piel de un joven aprendiz de artes marciales cuyo objetivo es entrenar y mejorar sus habilidades marciales hasta convertirse en campeón del torneo Budokan, celebrado en el estadio Nippon Budokan.

Para conseguir el objetivo marcado deberemos entrenarnos en uno de los cuatro dojos, donde mejoraremos nuestra habilidad con una arte marcial en concreto. El juego dispone de cuatro diferentes:

  • Karate
  • Bo - Lucha con un palo largo, cogido con ambas manos.
  • Nunchaku - Histórica arma consistente en dos pequeños palos unidos por una cadena.
  • Kendo - Una forma de esgrima japonesa, consistente en combatir con espadas de madera y con un traje protector.

Por otra parte, tenemos un dojo adicional donde podremos combatir utilizando una arte marcial en concreto, mientras que nuestro oponente utilitzará otra. Depende la combinación y la dificultad, podía ser realmente difícil llegar a ganar.

También hay distintas formas de entrenamiento. La Jiu-Resnhi, en la que solo practicábamos movimientos, y la Kumite donde combatiamos contra un adversario. Por otra parte, había tres niveles de entrenadores, Sankyu, Ikkyu y Shodan, en orden ascendente de dificultad. Era interesante vencer a los distintos Shodans antes de acudir al torneo.

El juego nos permite movernos en las ocho direcciones clásicas, realizando ataques o movimientos defensivos. Gran parte de la estrategia del juego depende de las 2 barras que tenemos en la parte superior, la llamada Stamina (aguante) y la barra de Ki. La primera viene a ser la barra de vida, mientras que la segunda indica la potencia de nuestro golpe, a más Ki, más daño haremos. Sin embargo, también deberemos hacer "golpes preventivos", es decir, golpear a nuestro enemigo aunque tengamos un Ki bajo para bajar su barra de Ki. Resumiendo, la barra de Ki se vacía al golpear o ser golpeaidos sin habernos defendido correctamente. Por otra parte, la stamina se regenerará cuando estemos en reposo.

Una vez estemos preparados para ir al gran torneo, nos dirigiremos al estadio. El torneo consiste en 12 combates de dificultad ascendente, con enemigos que utilizarán armas de las que nosotros no disponemos. Como máximo podremos utilizar cuatro veces una de nuestras artes marciales (karate, bo, kendo y nunchaku), por lo que deberemos escoger sabiamente cual utilizar dependiendo el enemigo que tengamos enfrente.

Es un juego relativamente corto, ya que si se te dan bien los juegos de lucha, una vez acabado el torneo poca rejugabilidad más tiene.

Como elemento curioso, hablaremos de su sistema de protección. En aquél entonces, era habitual meter protecciones in-game, como los míticos piratas de Monkey Island. En esta ocasión, nos presentaremos ante la puerta de entrada al recinto del torneo, donde se nos mostrará el emblema de uno de los dojos y mirar nuestro manual de instrucciones para saber a cual pertenece.

En definitiva, un juego curioso en su momento, pero que ha envejecido bastante mal.

Contenido relacionado