Recordando
Retro Review Shadow of the Comet

Aventura lovecraftiana

Todos los aventureros adoramos aquellas aventuras gráficas repletas de situaciones de lo más cómicas e hilarantes, como los archiconocidos Monkey Island, Space Quest, Leisure Suit Larry o Day of the Tentacle.

Sin embargo, en aquella época de principios de los 90 donde la producción de aventuras gráficas estaban en plena efervescencia, también hubo lugar para otras de corte más adulto. Una de ellas fue Dark Seed, basada en el mundo de H.R. Giger, que ya tratamos con anterioridad en esta sección. Otra de ellas fue la que trataremos en esta ocasión: Shadow of the Comet de H.P. Lovecraft.

De todas formas, el juego no fue el primero en basarse en las creaciones del famoso escritor de terror, ya que la misma compañía Infogrames había lanzado el año anterior un juego de arrollador éxito, como fue Alone in the Dark, así que los fans gamers de Lovecraft no podían estar más de enhorabuena.

En esta ocasión, el juego mezcla gran parte de elementos y tramas de los relatos La sombra sobre Innsmouth y El Horror de Dunwich, aunque toma bastantes más elementos del primero. Para que el popurrí no se acabe, también hace aparición el Necronomicón, ideado por el propio escritor, un ficticio grimorio conocido también como "El libro de los muertos", escrito en sangre, forrado con piel humana y cuyo poder podría hacer volver a la vida a malvados seres. Como dato curioso, en el juego aparecen dos personajes sospechosamente parecidos a actores como Vincent Price (Dr. Cobbler) o Jack Nicholson (Nathan Tyler), que podéis ver en las imágenes. Incluso el mismísimo Lovecraft hace un cameo en el juego.

El juego tiene lugar en 1910, y tomamos el control de un fotógrafo británico, John Parker, quien hace una visita a un viaje a un pueblo apartado en Nueva Inglaterra, llamado Innsmouth, para ser testigo y fotografiar el paso del Cometa Halley.

En 1834, el año del último avistamiento del cometa, Lord Boleskine visitó la ciudad tras saber que ciertas condiciones en los alrededores de la misma le permitiría una mejor observación astronómica, y que mejor ocasión que la del paso del cometa. Sin embargo, algo extraño ocurrió en la mente del Lord, que acabó volviéndose loco y vió sus últimos días ingresado en un asilo mental en Londres. John Parker, tras conocer dicho incidente, decidió meterse de lleno en los escritos de Boleskine y ver el porqué de tan demente reacción.

Cuando Parker llega, deberá hacer frente a una siniestra conspiración que gira en torno al cometa...

Shadow of the Comet engrosó la lista de aventuras gráficas basadas en el sistema point 'n' click. Disponía de una barra superior con las acciones a realizar, así como el inventario, el diario y las opciones de guardado o carga de partida. 

Tuvo un gran pero. A pesar de ser point 'n' click, sólo se podía manejar con el teclado (algo que se cambió en la versión CD), hecho que provocó no pocas críticas a su control. Conscientes de que el pixel-hunting sería bastante complicado con este sistema, al pasar cerca de un objeto se avisa al jugador con una línea que va del personaje al objeto.

Los gráficos utilizaron una paleta VGA con 256 colores y 300 x 200 de resolución, con una aceptable factura, que ganaba enteros sobretodo en los primeros planos.

Respecto al sonido, la música fue compuesta por Philippe Vache, conocido por haber realizado también la música de Alone in the Dark y Little Big Adventure. Los efectos sonoros estaban hechos en MIDI. La versión CD contó con voces digitalizadas en inglés.

Resumiendo, al juego le faltó algo de excelencia en algunos de sus puntos, pero su intrigante historia captó a muchos aventureros que la disfrutaron muchísimo, a pesar de su molesto control. Es una buena aventura gráfica, pero el Olimpo le estuvo vetado ya que allí solo están las mejores, y Shadow of the Comet no consiguió tales cotas.

Contenido relacionado