Recordando
Retro Review Fallout

Rol post-apocalíptico

La saga Fallout ha cogido durante esta generación una gran fama y prestigio gracias al buen hacer de Bethesda creando la tercera entrega, publicada en 2008 para PC, PS3 y XBOX 360. Por supuesto, no todo empezó con esta entrega, sino en 1997 como un juego de rol con combates por turnos.

Fallout es un juego producido por Tim Cain y desarrollado por Black Isle y publicado por Interplay en 1997. El juego se sitúa en mitad del siglo XXII, y tiene una curiosa ambientación donde se mezclan elementos futuristas con elementos retro. El juego se considera el sucesor espiritual de Wasteland, publicado en 1987, ya que Interplay empezó desarrollándolo como una secuela pero finalmente no obtuvo los derechos.

El protagonista de Fallout es un habitante de uno de los muchos refugios nucleares construidos por Vault-Tec para que los humanos pudiesen sobrevivir a la radiación de la guerra nuclear. En el año 2161, el protagonista recibe la misión de ir en busca de un nuevo chip que controla la depuración de agua del refugio, ya que el actual ha dejado de funcionar. Para encontrar el chip, debe de salir al exterior del refugio, donde le esperan muchos peligros, como los necrófagos o los temibles Super Mutantes.

El juego se controla con el ratón desde una perspectiva aérea, como los juegos de rol clásicos. Para avanzar en la historia, debemos de ir hablando con los habitantes y resolviendo misiones que nos pondrán en verdaderos apuros. Para poder afrontar estos peligros, podemos personalizar nuestro personaje con el sistema SPECIAL, donde podemos asignar puntos de habilidad a atributos básicos y también a 18 habilidades diferentes que determinarán nuestra pericia en, por ejemplo, armas, elocuencia o sigilo.

El combate de Fallout es por turnos. Cuando encontremos a un enemigo, una cuadrícula se dibujará en el suelo, que serán las casillas por las que nos podremos mover. Cada arma que podamos utilizar tiene un alcance máximo, así que para poder atacar a nuestros enemigos deberemos acercarnos lo suficiente. Fallout ofrece un curioso sistema donde podemos apuntar a las diferentes partes vitales de los enemigos, produciendo diferentes heridas y efectos en ellos. Durante estos combates, podemos comprobar que Fallout ha sido un juego muy sangriento durante toda la saga.

Fallout fue un juego muy bien recibido en su época tanto por el público como por la crítica. Pese a que gráficamente ha quedado desfasado, jugablemente sigue siendo genial. Os recomiendo que si tenéis la oportunidad juguéis tanto a Fallout como a su segunda parte, ¡no os arrepentiréis!

Contenido relacionado