Recordando
Retro Review California Games

Deportes veraniegos en tu salón

A finales de los 80 fue pubicado uno de esos juegos que pese a su sencillez, tenía algo especial que conseguía que estuviéramos frente a la televisión intentando una y otra vez superar nuestro récord, o mejor aún, el de nuestros amigos. Se trata de California Games, un colorido juego que reunía varios deportes de exterior situados en California.

Las primeras versiones del juego salieron en 1987, desarrollado por Epyx, famosos por crear juegos compuestos por diferentes eventos. California Games fue desarrollado para muchas de las plataformas de juegos de la época, que no eran pocas: Atari ST, Amiga, ZX Spectrum, Master System y Mega Drive son algunas de ellas. Por supuesto, la calidad de los gráficos cambiaban enormemente de la una a la otra, e incluso algunas de las versiones inferiores tuvo que reducir el número de pruebas a cuatro por limitaciones técnicas. Las imágenes que podéis ver más arriba son de la versión Mega Drive, que fue de las más resultonas y además es la versión que pude disfrutar en su momento.

Como he comentado antes, la mecánica del juego es sencilla, aunque si queremos llegar a dominar el juego nos llevará largas horas de intentos. Seis pruebas diferentes son las que componen el juego: Skateboarding en una Half Pipe, patinaje en línea sorteando obstáculos, surfing, BMX, footbag y tirar el Frisbee. El objetivo de cada prueba está claro, conseguir la máxima puntuación en el tiempo establecido. En cada una de las pruebas podemos hacer diferentes acciones y piruetas para hacer subir nuestro marcador. Aunque también tiene opción para dos jugadores, cada jugador realiza la prueba por separado para intentar superar el uno al otro.

Duante las partidas podíamos encontrarnos algunos detalles curiosos que nos dibujaban una sonrisa en la cara. El más llamativo y recordado era en la prueba de footbag, que con un poco de puntería podíamos darle a la gaviota que volaba encima nuestro, otorgándonos una buena cantidad de puntos. Otra escena curiosa era en la prueba de surfing, cuando nuestro surfista caía y aparecía la aleta de un tiburón acompañada de la famosa música de la película.

Hoy en día es probable que muchos de nosotros no aguantáramos mucho jugando a California Games precisamente por su sencillez, pero en su momento las seis pruebas diferentes junto a sus pegadizas músicas hacían que nos quedáramos horas y horas disfrutando de los deportes de California sin salir de nuestro salón.

Contenido relacionado