Recordando
Retro Review The Legend of Zelda: Link's Awakening

La dura vida del héroe

Después del éxito cosechado por las anteriores entregas de The Legend of Zelda para NES y SNES, Nintendo decidió probar suerte en el año 1993 publicando un título de la saga para Game Boy. El resultado fue The Legend of Zelda: Link's Awakening, un gran juego de aventuras y acción que demostró que la portátil de Nintendo tenía mucho que ofrecer.

Las 2 cabezas pensantes a cargo de Link's Awakening fueron Shigeru Miyamoto como productor y Takashi Tezuka como director. El juego fue valorado positivamente por la crítica y fue todo un éxito en ventas. Con la salida de Game Boy Color, Nintendo sacó otra versión del juego llamada Link's Awakening DX (Deluxe), adaptando el juego a color, añadiendo una nueva mazmorra y compatibilidad con Game Boy printer. Entre ambas versiones sumaron más de 6 millones de copias vendidas en todo el mundo.

Esta entrega no se situó en la tierra de Hyrule, a diferencia de la mayoría de títulos de la saga, y la princesa Zelda y el malvado Ganon tampoco estaban involucrados en la historia. Link's Awakening se sitúa en la isla Koholint, donde Link ha naufragado a causa de una terrible tormenta. Después de ser rescatado por Marin y su padre Tarin, un búho lo visita para contarle que para poder salir de la isla debe reunir los 8 instrumentos de las sirenas y despertar con ellos a Wind Fish, que está durmiendo dentro de un enorme huevo en la cima de la montaña de la isla.

En cuanto a la jugabilidad, cualquiera que haya jugado a algún Zelda actual se puede hacer a una idea de lo que ofrecía este título. Desde una vista aérea, controlamos a Link para explorar la Isla en busca de los instrumentos, y luchamos contra los enemigos a golpe de espada y ayudándonos con los objetos que vamos encontrando por el camino. En cada mazmorra encontramos un objeto importante que nos ayuda a resolver esa mazmorra, y también nos servirá para poder explorar zonas de la isla que antes no podíamos acceder. Entre estos objetos están en el arco, los braceletes de poder (para mover rocas) y las botas de Pegaso (Link se mueve a mayor velocidad). En cada mazmorra nos espera un enemigo final que nos pondrá las cosas díficiles, y una vez vencido, nos dará un instrumento de las Sirenas.

The Legend of Zelda: Link's Awakening es uno de los títulos que a uno se le vienen a la cabeza si recuerda juegos de Game Boy. Si os gustan los títulos de la saga Zelda, este es uno de los que no os deberíais perder.

Contenido relacionado