Recordando
Retro Review The Great Escape

La gran evasión

Desde la más tierna infancia de los videojuegos, ya se aprovechaban las grandes licencias del celuloide para lanzar juegos basados en dichas licencias y intentar así obtener pingües beneficios. Una de las películas que fue adaptada a los videojuegos fue la mítica La Gran Evasión, protagonizada por Steve McQueen, James Coburn y Charles Bronson entre otros.

Sin embargo, y a pesar de lo que sucede muchas veces, el juego estuvo a la altura de las circunstancias. No en vano, se convirtió en uno de los mejores juegos lanzados para las plataformas de 8 bits, especialmente recordado en su versión para ZX Spectrum.

El juego consiguió una complejidad y una cierta inteligencia artificial muy lograda para la época, y las diversas formas de acabar el juego lo hacían mucho más atractivo y rejugable. Aunque como era típico en aquella época, la dificultad era de lo más elevada.

El juego fue desarrollado por una pequeña compañía británica afincada en Liverpool, llamada Denton Designs, fundada tras la desaparición de la pionera Imagine Software, y distribuido por la todopoderosa Ocean, quien controlaba con mano de hierro el mercado británico, aunque no tardó en expandirse por Europa.

El argumento es muy similar al de la película. Eres un prisionero de guerra que ha sido encerrado en un campo para prisioneros, en algun lugar del norte de Alemania en el 1942. El campo es una especie de castillo situado en un promontorio rodeado por tres acantilados y por el gélido Mar del Norte. La única entrada al campo es mediante una angosta carretera y quien quiera entrar deberá portar los papeles correctos.

El campo está rodeado de vallas y muros, así como patrullas con perros guardianes que vigilan el perimetro y guardas en lo alto de las torretas con potentes focos para vigilar que nadie intente escapar. En las profundidades del campo existe un laberinto de tuneles y alcantarillas, sin embargo, adentrarse allí sin ningún tipo de luz es tentar a la suerte.

El objetivo es claro: agudizar el ingenio y lograr escapar del campo.

El juego se presenta en una perspectiva isométrica y empieza con nuestro personaje durmiendo en la cama. Es su primer dia en el campo y deberá adaptarse a la rutina si no quiere levantar sospechas. La rutina sigue un horario temporal, por lo que se podría decir que en cierto modo el juego transcurre en tiempo real, ya que a ciertas horas deberemos estar en ciertos lugares realizando las acciones necesarias.

Para tener éxito en nuestra empresa, deberemos cumplir cuatro normas básicas:

El juego dispone de un sistema temporal para que sepas cuando debes realizar ciertas acciones cotidianas durante el día y cuatro reglas básicas que deberás cumplir dentro del campo de concentración.

Regla número uno: Cumplir con el programa diario. Deberás asistir a los dos recuentos, a la comida, a tu hora de ejercicio y deberás permanecer en la cama por las noches. Tu ausencia en cualquiera de estos eventos hará saltar la alarma. Deberás encontrar los huecos en tu horario para explorar el campamento.

Regla número dos: Las habitaciones de los guardas están prohibidas. Si un soldado te avista en una habitación prohibida, te enviarán a un confinamiento solitario en una sala. Deberás investigar estas salas prohibidas, pero con sumo cuidado. La bandera de moral pasará de verde a roja cuando entres en una área prohibida.

Regla número tres: Ningún prisionero podrá portar objetos prohibidos. Cuando seas visto en una situación sospechosa, te despojarán de todos los items que lleves encima. Para evitar esto, deberás guardar los objetos en lugares seguros. Necesitarás encontrar llaves para abrir puertas, uniformes de camuflaje, cerillas para ver en la oscuridad de los túneles y mucho más.

Regla número cuatro: Deberás obedecer siempre a los pelotones de soldados. Los soldados alemanes patrullan en rutas fijas y tienen un campo de visión. Deberás aprender sus rutas y esconderte en los momentos adecuados para que no consigan verte. Si te ven, tu moral descenderá, y si llega a cero, tu anhelo de escapar se verá truncado.

Como hemos comentado anteriormente, una de las gracias del juego es poder completarlo de diferentes formas y además hacerlo sin seguir una cronología de pasos fija, algo que lo hizo especialmente atractivo.

Sin duda alguna, uno de los grandes títulos de la era de los 8 bits, que aún hoy en día es recordado con especial admiración por los gamers más veteranos.

Contenido relacionado