Recordando
Retro Review Day of the Tentacle

¡Me siento como si pudiera conquistar el mundo!

Hace 20 años las Aventuras Gráficas estaban viviendo su época dorada, con grandes juegos que derrochaban ingenio y originialidad. Muchas compañías trabajaron en este tipo de juegos, pero si hay una que se le recuerde especialmente es LucasArts, dejando grandes joyas que hoy en día se recuerdan como lo mejor del género. Day of The Tentacle es una de ellas.

Day of The Tentacle fue lanzado en el año 1993, y es la continuación del no menos recordado Maniac Mansion. En esta entrega trabajaron 2 grandes creadores de aventuras gráficas de la época, Tim Schafer y Dave Grossman.

En esta ocasión, Bernard, uno de los 6 personajes jugables en Maniac Mansion, vuelve junto con 2 amigos, Hoagie y Laverne, a la mansión del Dr. Fred Edison, aunque esta vez para echarle una mano. Una de las creaciones del doctor, el tentáculo Púrpura, ha bebido una sustancia tóxica que le ha provocado unas terribles ganas de dominar el mundo. Bernard y sus amigos deben viajar al pasado usando las Cron-O-Letrinas (ya os podéis imaginar la forma de esta máquina) y así impedir que Púrpura beba ese residuo. Por desgracia, el diamante utilizado para alimentar la máquina del tiempo es de imitación y el experimento falla, transportando a Hoagie 200 años al pasado, Laverne 200 años al futuro y dejando a Bernard en el presente. Los 3 compañeros deberán encontrar la forma de volver a su tiempo y de paso impedir que Púrpura acabe dominando el mundo.

Esta loca historia da paso a una excelente aventura gráfica de control point'n click. Como en todos los juegos de aventura de LucasArts, tiene la interfaz del motor SCUMM. Por una parte, tenemos el escenario donde los personajes pueden interactuar con el mundo que les rodea a base de clicks de ratón. Para ello, en la parte de abajo hay un menú donde se muestran las posibles acciones, como abrir, hablar, empujar o coger. Los objetos que cogemos se muestran en el inventario, que seguro que los deberemos utilizar en alguna parte del juego.

Lo que hace realmente especial a esta aventura es la forma en la que es presentada, puzzles realmente ingeniosos y muy bien ideados, personajes tan característicos que se nos quedan grabados en la memoria y situaciones tan absurdas que nos hacen reir. Además, juega estupendamente con la línea temporal, y lo que hagamos con un personaje que esté en el pasado, repecutirá en los otros tiempos. De esta forma, debemos coordinar el trabajo de Bernard, Hoagie y Laverne para poder avanzar en la aventura.

En definitiva, si tenéis ganas de estrujaros un poco el cerebro y de paso echaros unas buenas risas, os aseguro que Day of the Tentacle cumplirá perfectamente con su objetivo.

Contenido relacionado