Recordando
Retro Review de Skate or Die

Los magos del skate

Si hay una compañía reina de los juegos deportivos en la actualidad esa es, sin duda, Electronic Arts. Son innumerables las sagas que han triunfado de esta compañía, en distintos deportes, siendo la más popular (también porque es el deporte más popular) la de FIFA. Lejos queda ya la disputa de tú a tú que tuvo con Konami y su International Superstar Soccer Pro, o los Pro Evolution.

Ni mucho menos ha sido casualidad o suerte. Electronic Arts, ya en los 80, se caracterizó por apostar de forma muy fuerte por los juegos deportivos, incluso de deportes que no son de masas, como en el caso que nos ocupa, el skate, con el irreverente Skate Or Die. Cierto es que con la saga Tony Hawk se volvió a popularizar los videojuegos de este tipo, teniendo infinitas secuelas.

Volviendo al juego que nos ocupa, vio la luz en el 1989 y resulta bastante completo teniendo en cuenta la época en la que salió. Dispone de 5 modos de juego o pruebas en las que podremos participar individualmente o en todas ellas, por turnos.

Hay un lugar central en el juego y este es la tienda de Rodney, donde podemos escoger (o comprar) nuestro skate o, si somos novatos, podremos escoger entre unos cuantos que Rodney nos ofrecerá para salir a practicar.

Una vez escogido el skate, saldremos de la tienda y en lugar de mostrar un soso menú, el juego nos muestra el pueblo y tendremos que ir con nuestro skate a la prueba que queramos o al campeonato directamente. Es un detalle bastante gracioso, aunque ni mucho menos novedoso, ya lo pudimos ver en Budokan: The Martial Spirit, pero sin duda alguna, es una muestra de cariño en el juego.

Como comentaba anteriormente, hay 5 pruebas:

Freestyle: El objetivo en esta prueba es conseguir el mayor número de puntos posible gracias a nuestras piruetas y a nuestro estilo con el skate, en el típico pipe en forma de "U", donde descenderemos para coger velocidad y en la subida será el momento de iniciar las florituras. Tendremos 10 intentos para acumular puntos y tendremos que andarnos con ojo de no caernos.

High Jump: Esta prueba transcurre en el mismo lugar que la de "Freestyle" pero el objetivo es distinto. Mientras que en la anterior se valora la técnica, aquí el objetivo es conseguir saltar cuanto más alto mejor.

Downhill race: Se desarrolla desde una vista aérea y consiste en una carrera básicamente. Tenemos que llegar a la meta en el menor tiempo posible, sorteando los diferentes obstáculos y dificultades. Con alguna pirueta podremos conseguir puntos extra.

Downhill jam:  Parecida a la anterior, pero en versión competitiva, teniendo que llegar antes que nuestro contrincante a la meta. Por otra parte, podemos conseguir puntos extra si vamos chafando las latas que nos salgan a nuestro paso.

Pool joust: En este caso, tendremos que competir contra otro skater y es una especie de beat-em'up, teniendo que derrotar al oponente como si de una pelea se tratase, todo ello en un "pit" de skating, armado con una especie de palo al estilo "American Gladiators".

La verdad, si no comparamos con los juegos de la actualidad como el ya citado Tony Hawk, el juego es muy divertido y bastante completo teniendo en cuenta la fecha en la que salió. Merece la pena echarle unas partidas.

Contenido relacionado