Recordando
Retro Review de Winter Challenge: World Class Competition

Las olimpiadas de invierno de Tynesoft

Hace un tiempo os hablábamos de Winter Games de Enyx, exitosos juegos de pruebas olímpicas tan habituales a finales de los 80 y principios de los 90. Quizá los de la poderosa Enyx tenían mucha más repercusión, pero no fueron los únicos, y hoy vamos a recuperar este subgénero deportivo de la mano de Tynesoft, una pequeña compañía que empezó desarrollando juegos educacionales pero que se atrevió después con un poco de todo, aunque es verdad que quizá les faltó un gran éxito. El juego que desarrollaron se tituló Winter Challenge: World Class Competition, aunque también se lanzó bajo el título de Winter Olympiad 88.

Tras escoger la nacionalidad que queremos representar, de las 18 presentes, y previo paso por la ceremonia de apertura de estos juegos olímpicos de invierno, tendremos que participar en 5 pruebas:

Descenso de esquí: Saldremos desde una cabaña situado en lo alto de una ladera, por la que tendremos que descender hasta llegar al pueblo, cogiendo la máxima velocidad posible para hacer el descenso en el menor tiempo posible. Para ello, deberemos esquivar todos los árboles que nos salgan al paso, así como saltar posibles obstáculos. Para anticipar los peligros, tenemos un visor en la parte inferior derecha.

Salto de esquí: En esta prueba el quid está en equilibrarnos bien para aprovechar la potencia del salto y no caernos al impactar al suelo. El objetivo es hacer la mayor distancia posible. Tenemos un bonus por el estilo técnico del salto.

Biatlón: En la prueba de biatlón nos desplazaremos por diferentes pantallas impulsándonos con nuestros esquís para pararnos en ciertos lugares y apuntar (y derribar) las dianas. En esta prueba se cuentan dos cosas, el tiempo realizado y las dianas falladas, que actúan como penalizadores.

Eslálom: En esta prueba descenderemos como en la de descenso de esquí, pero en lugar de esquivar objetos lo que tenemos que hacer es zigzags entre las banderas, intentando no saltarnos ninguna. Cuenta el tiempo y el número de banderas que no hagamos bien, actuando como penalizador.

Bobsleigh: En la prueba de bobsleigh lo importante es el tiempo, por lo que la velocidad es un elemento muy importante, especialmente cuando cojamos las curvas, con cuidado de no acabar cayéndonos.

Como no podía ser de otra manera, el objetivo final de los juegos es ganar tantas medallas (si son de oro, mejor) como podamos y vencer a todos nuestros contrincantes.

El juego no está mal, es entretenido, pero como suele pasar con estos juegos con tan pocas pruebas y cortos, acaban haciéndose repetitivos una vez que le cogemos el truco.

Contenido relacionado