Recordando
Retro Review de Congo Bongo

Un Donkey Kong isométrico

Donkey Kong es sin lugar a dudas uno de los juegos arcade más existosos de todos los tiempos, con el que Nintendo dio el salto a la fama a nivel mundial. Como suele pasar con los juegos de éxito, no tardaron en aparecer otros juegos parecidos para aprovecharse de la fama. Este es el caso de Congo Bongo, un juego de Sega que recuerda irremediablemente al gorila de Nintendo, pero que su vista isométrica, la cual ya fue utilizada por Sega en Zaxxon, hace de él un videojuego muy vistoso.

Congo Bongo (también conocido como Tip Top en Japón) fue distribuido para arcade en Marzo de 1983, y luego versionado para multitud de plataformas, entre las que se encuentran Atari 2600, C64, Apple II y MSX. El juego fue bien recibido, alabando la idea de ser un juego que simulaba las tres dimensiones con gran acierto.

Este juego nos narra una historia de venganza, como John Wick. El protagonista del juego es un explorador que luce una gran nariz y un gran mostacho, el cual está durmiendo plácidamente cuando un travieso gorila llamado Bongo le prende fuego a su tienda de campaña, asustando al pobre explorador. El explorador perseguirá al gorila por la jungla hasta encontrarlo dormido y gastarle la misma broma, prendiendo fuego al recipiente en el que se encuentra.

El concepto del juego es bien sencillo: Hay que superar los diferentes obstáculos y enemigos de cada nivel para alcanzar al gorila. En este momento el gorila escapa y avanzamos al siguiente nivel. El personaje no tiene ninguna forma de atacar, solamente puede saltar para esquivar los numerosos peligros que habitan la jungla.

El juego está formado por rondas de cuatro niveles que se repiten, aumentando la dificultad cada vez con más enemigos. La partida no tiene final, el objetivo es llegar a la máxima puntuación posible. El primer nivel consiste en subir una montaña, esquivando los cocos que nos lanza el gorila, y teniendo cuidado de unos monos que se nos agarrarán reduciendo nuestra velocidad. En el segundo nivel hay que cruzar un lago pasando por unos troncos y esquivando unas peligrosas serpientes. En el tercero hay que superar una zona llena de rinocerontes con muy malas pulgas. Por último, en el cuarto nivel hay que superar un río saltando encima de hipopótamos, peces y flores de loto que hay en la superficie, para finalmente llegar a Bongo y vengarnos de él.

Nos encontramos ante un arcade bastante antiguo, que basa su duración en una jugabilidad sencilla y directa que nos reta a superar nuestra puntuación en el marcador. Por eso, no es un juego demasiado variado ni largo, ya que en menos de cinco minutos se pueden superar las cuatro fases que lo componen. Eso sí, para superarlas nos pueden costar unos cuantos intentos, ya que los niveles están llenos de peligros que acabarán con nosotros al primer golpe. El control es bastante bueno, pero en ocasiones el mínimo desliz nos hará perder una vida. Empezamos la partida con tres vidas, y vamos obteniendo vidas extra cuando superamos ciertas cantidades de puntos. Una vez perdemos todas las vidas, hay que empezar desde cero.

Gráficamente es un juego realmente atractivo, seguramente de lo mejor que podríamos ver en aquella época. No solo usa la vista isométrica con gran maestría, sino que los escenarios se ven muy detallados y los personajes tienen un diseño muy simpático y llamativo. No se puede decir lo mismo de los efectos de sonido, los cuales son bastante estridentes y cansan un poco. La música tampoco destaca, ya que solamente escuchamos una pequeña pieza musical cuando superamos un nivel. 

Congo Bongo es un arcade sencillo y que bebe directamente de Donkey Kong, pero aporta suficientes elementos como para no considerarlo un simple clon. Un juego divertido creado por Sega que nos hará pasar un buen rato.

Contenido relacionado