Recordando
Retro Review de Desert Strike: Return to the Gulf

Acción en el Golfo Pérsico

Una de las grandes fuentes de inspiración para los creadores de videojuegos han sido y son las innumerables guerras que han sucedido a lo largo de la historia, dando como fruto una gran cantidad de juegos de multitud de géneros, aunque la mayoría de ellos de acción. Hoy os vamos a hablar de Desert Strike: Return to the Gulf, un excelente shooter que está inspirado en la Guerra del Golfo, la cual tuvo lugar entre los años 1990 y 1991.

Desert Strike fue publicado en 1992, un año después de finalizar la guerra en la que se basa. El título original fue publicado por Electronic Arts para Mega Drive. Se convirtió en todo un bombazo, y tal éxito hizo que se versionara a multitud de plataformas de la época a lo largo de los siguientes meses y años, así que lo podemos encontrar en sistemas tan variopintos como PC, Amiga, Super Nintendo, Game Boy y Game Gear entre otros. Desert Strike fue el primero de la serie Strike, la cual está compuesta de cinco juegos, cuya última entrega fue Nuclear Strike, la cual se publicó en 1997.

La historia del juego se sitúa en el mismo 1992. Un general llamado Kilbaba ha tomado el control de un estado ficticio del Golfo Pérsico, convirtiéndose en el dictador de la zona. El dictador fortifica el país con todo tipo de armamento, nuclear incluido, y amenaza con lanzar un ataque a occidente. Estados Unidos decide acabar con esta amenaza, y para ello no repara en gastos y envía un único helicóptero Boeing AH-64 Apache para acabar con el mandato de Kilbaba.

Antes de empezar la partida podemos escoger entre empezar desde el principio o usar un password para comenzar desde una misión más avanzada. También podemos seleccionar a nuestro copiloto, cada uno con diferente habilidad para disparar y para usar la grúa (o gancho). Entre los copilotos hay uno perdido en combate, que podremos seleccionar a posteriori si lo rescatamos en una de las misiones. 

Una vez en la partida, podemos controlar el helicóptero desde una vista aérea isométrica, con la que tenemos un amplio campo de visión del terreno. El juego está formado por cuatro campañas diferentes, y en cada una tenemos que realizar diferentes misiones para completarla. Al principio de cada campaña nos explicarán cuales son las misiones a realizar. Estas misiones son muy variadas, entre las que encontramos destruir diferentes objetivos, como radares o edificios, capturar a enemigos para interrogarlos o rescatar a prisioneros de guerra. Una vez completados todos los objetivos, tenemos que volver al barco en el que empezamos para avanzar al siguiente nivel.

En Desert Strike no es solo disparar y avanzar, sino que tenemos que planificar muy bien nuestra misión para salir victoriosos, ya que contamos con recursos bastante limitados. Nuestro helicóptero cuenta con tres tipos de armas diferentes: Metralletas con abundante munición (cada disparo causa 10 de daño), 38 cohetes Hydra (25 de daño) y 8 mísiles Hellfire (100 de daño). Tenemos que elegir bien que arma usar en cada momento, ya que no tener la adecuada contra algunos enemigos puede suponer mucha pérdida de blindaje o bien un malgasto de munición. Además de este blindaje, el cual si llega a cero perderemos una vida, también tenemos que vigilar el nivel de combustible del helicóptero, ya que si el tanque se vacía por completo el helicóptero se estrellará y también perderemos una vida. Para evitar que esto ocurra, podemos usar la grúa para recoger bidones de combustible que hay distribuidos por los escenarios, pero no son muy abundantes, así que hay que recogerlos sabiamente.

Además de estos bidones, también encontramos otros objetos que nos serán de mucha utilidad. El primero tipo que encontramos son cajas de munición, que nos recargarán nuestras armas al máximo. También encontramos cajas que recuperarán nuestro blindaje, que lo reparará al valor original de 600 unidades. Otro objeto muy valioso que encontramos son las vidas extra, representadas con una caja con una X en la tapa. El último objeto que podemos obtener es una mejora de la grúa, la cual hace que recoja más rápido tanto objetos como personas.  Las personas se recogen igual que los objetos, situándonos encima de ellos con el helicóptero. Podemos llevar hasta seis personas en el helicóptero, y tenemos que dejarlas en alguno de los puntos de aterrizaje que hay en cada nivel. Cada persona que dejemos en uno de estos puntos nos hará recuperar 150 unidades de blindaje, así que rescatarlas a tiempo puede suponer salvar una de nuestras preciadas vidas.

Una de las piezas clave de este juego es el menú de pausa, el cual hace de centro de mando en el que podemos ver el mapa y las diferentes misiones que tenemos que realizar. El mapa es realmente útil, ya que nos marca las posiciones de los objetivos a los que tenemos que ir para cumplir las misiones, e incluso también la posición de los prisioneros de guerra, del combustible, las cajas de armas e incluso de algunos enemigos. Totalmente imprescindible para reconocer el terreno y decidir como actuar. En esta pantalla también encontramos información sobre el estado actual del helicóptero: La munición, el porcentaje de combustible, los puntos de blindaje, el número de personas rescatadas a bordo, las vidas restantes y la puntuación.

Entre los enemigos encontramos desde soldados que intentarán abatirnos con sus fusiles a poderosos tanques y baterías antiaéreas. Cada enemigo tiene su forma de atacar, y tenemos que aprender como acercarnos a ellos para flanquearlos y destruirlos sin que nos dañen a nosotros. Incluso hay algunos enemigos que es mejor evitarlos si no están cerca de un objetivo o no tenemos el armamento adecuado para enfrentarnos a ellos. Muchos de estos enemigos siempre están en las mismas posiciones del mapa, o dentro de algunos edificios, así que una vez nos conocemos la posición podemos adelantarnos a sus movimientos con cierta facilidad.

La factura técnica de Desert Strike es realmente buena. Los modelos de tanto vehículos como edificios está muy bien realizada, siendo el helicóptero la estrella en este aspecto, con una fluidez de animación muy conseguida, así como su fiable control. Además, en los escenarios encontramos muchos detalles que les dan personalidad, como tiendas militares, edificios, carreteras, palmeras, dunas y montañas. Eso sí, se echa un poco de menos algo de variedad entre los escenarios, ya que todos están localizados en el desierto (aunque por otra parte es de esperar). Las personas están representadas con modelos realmente pequeños, pero perfectamente reconocibles y bien proporcionados con el tamaño del resto de elementos. El juego incorpora algunas escenas animadas bastante conseguidas que nos detallan el hilo argumental. A nivel sonoro y musical no destaca demasiado, pero hay que decir que el tema principal del título es realmente potente y pegadizo. Durante la partida no escuchamos ninguna pieza musical, solamente efectos de sonido como el ruido de las hélices, disparos y explosiones.

Desert Strike: Return to the Gulf es un juego que conserva todo el encanto que lo hizo tan popular en los años 90. Sigue siendo muy divertido, así como sus continuaciones. Si os cruzáis con él echadle el guante, seguro que no os defraudará.

Contenido relacionado