Recordando
Retro Review de Batman: The Video Game (NES)

Batman contra el Joker en un plataformas soberbio

La videoconsola NES dispone de una gran variedad de géneros a los que disfrutar, y entre estos uno de los más explotados es el de plataformas, que era de los más populares en la década de los 80 y 90. Entre todos los juegos de plataformas, hay algunos que destacan sobre el resto, y nuestro protagonista de hoy es uno de ellos, el gran Batman de Sunsoft, y no destaca solo por estar protagonizado por uno de los superhéroes más famosos de todos los tiempos, sino también porque es un juego de una excelente calidad.

Batman: The Video Game llegó a las tiendas occidentales en 1990, y fue tanto desarrollado como distribuido por Sunsoft. El juego está ligeramente basado en la película de 1989 dirigida por Tim Burton, y usa algunas imágenes de los actores de esta. Sunsoft desarrolló otros títulos basados en la película para Mega Drive y Game Boy, pero eran diferentes al de NES. Por otra parte, Ocean desarrolló otro juego de la película de Batman, pero este para ordenadores personales como Amiga, Amstrad, MSX o ZX Spectrum. En 1991 salió la continuación de la versión de NES, llamada Batman: Return of the Joker, la cual cambiaba bastante la jugabilidad respecto a la primera entrega, y no estaba basada en ninguna película.

La historia de esta aventura comienza con la ciudad de Gotham amenazada por el Joker, que ha lanzado gas nervioso por toda la ciudad. Batman, tiene que detener al Joker para salvar a la población de Gotham. Además, Batman recuerda a Joker como el asesino de sus padres, con lo que además desea vengarse de él.

El juego se controla en dos dimensiones con scroll tanto horizontal como vertical, como muchos otros plataformas de la época. Batman puede moverse por el escenario corriendo y saltando, y además tiene la habilidad de rebotar en las paredes. El ataque básico del caballero oscuro es un simple y rápido puñetazo, pero puede alternar entre diferentes armas pulsando el botón start (curiosamente, el botón select pausa el juego). Las armas de las que disponemos son las siguientes:

  • Batarang: El famoso bumerang de Batman, que puede dañar a los enemigos tanto a la ida como a la vuelta, pero tiene un alcance limitado. Gasta una carga de munición.
  • Pistola: Dispara mísiles de largo alcance. Gasta dos cargas de munición.
  • Batdisco: Batman lanza tres discos simultáneamente, alcanzando así una gran amplitud de disparo. Gasta tres cargas de munición.

Al derrotar a los enemigos estos sueltan diferentes objetos que nos ayudarán en nuestra misión. El primero es un objeto representado por la letra B, que nos otorgará 1000 puntos. El segundo es munición, que nos dará 10 cargas de esta para poder usar nuestras armas. Por último, encontramos corazones que nos rellenarán un punto de vida.

Cinco son los niveles que componen este título de Batman: Las calles de Gotham, la planta química de Axis, el alcantarillado, un laboratorio y la catedral de Gotham. El diseño de los niveles es uno de los puntos fuertes de este juego, ya que todos ellos gozan de un gran detalle y van añadiendo nuevos retos al jugador a medida que avanza la partida. Entre otras situaciones, nuestro héroe tiene que enfrentarse a trampas eléctricas, piscinas de ácido, engranajes, cintas transportadoras y escalar altos muros. Además, los niveles son muy variados entre ellos, con lo que no resultan aburridos ni monótonos en ningún momento.

Los enemigos sí que son algo más repetitivos. El juego introduce algún enemigo nuevo en cada nivel, pero igualmente sentimos en varias ocasiones que nos enfrentamos una y otra vez a los mismos esbirros. Entre los enemigos encontramos algunos muy fáciles de derrotar, como pequeños robots o matones que nos atacarán cuerpo a cuerpo, pero otros nos harán sudar la gota gorda, como unos grandullones que saltarán sobre nosotros sin cesar. Algunos de estos esbirros son viejos enemigos del Caballero Oscuro en los cómics, podemos encontrar por ejemplo a Deadshot, KGBeast o Maxie Zeus. Al final de cada nivel nos toca enfrentarnos a un jefe, y algunos de estos también están sacados de los cómics, como Killer Moth, Electrocutioner, Firebug o el propio Joker. Al igual que los esbirros, algunos jefes son bastante asequibles, pero con otros tendremos que saber muy bien su patrón de ataque para salir victoriosos de la batalla.

En cuanto a la dificultad, es bastante elevada, como nos podemos esperar de un título de principios de los 90. En general los niveles son bastante llevaderos, pero hay ciertos puntos con trampas en las que caeremos si no conocemos bien el nivel, y en otras partes nos encontraremos situaciones en las que perder una vida será bien fácil, ya sea por enemigos difíciles o tramos de plataformas que requieran de una gran habilidad. Además, como he mencionado anteriormente, algunos de los enemigos finales harán que nos tiremos de los pelos sin saber como derrotarlos. Por suerte, el juego ofrece continuaciones infinitas, así que podemos probar tantas veces como queramos para superar un nivel.

La factura técnica de Batman es realmente espectacular, seguramente sea de lo mejor que podamos encontrar en este aspecto en plataformas de NES. Los escenarios están detallados al máximo, tanto en los fondos como en el plano principal. Los personajes están muy bien dibujados y animados, aunque se echa en falta que no tengan diferentes colores (seguramente esto sea por limitaciones del sistema). Por si fuera poco, todo el juego se mueve muy estable (con alguna pequeña ralentización) y sin problemas gráficos de ningún tipo. La música también tiene un nivel altísimo, con melodías potentes que acompañan muy bien a la acción del juego.

Batman: The Video Game es todo un clásico de NES. Representa muy bien el universo de Batman, y además ofrece acción plataformera de primera categoría. Un título perfecto tanto para los amantes del género como del detective murciélago.

Contenido relacionado