Recordando
Retro Review de Haunted Castle

Castlevania en el salón recreativo

En NoSoloBits no somos demasiado asiduos a repetir en juegos de una misma saga, pero lo cierto es que hay sagas tan longevas e interesantes que es difícil no caer en la tentación de recordar varios de sus juegos. Hoy os escribo sobre Haunted Castle, un título que forma parte de la franquicia de Castlevania que creo que bastante interesante de compartir con vosotros por sus peculiaridades.

Haunted Castle fue distribuido en los salones recreativos en 1988, creado por Konami. En Japón fue titulado  Akumajō Dracula (Devil's Castle Dracula), al igual que lo fue la versión de NES en ese territorio, pero por un motivo desconocido el juego no llegó a occidente como Castlevania. El juego ofrece unos gráficos y unas músicas espectaculares para la época, pero su desconcertante jugabilidad y su elevada dificultad le jugaron una mala pasada, y es uno de los juegos más olvidados de esta saga. No obstante, ha hecho algunas apariciones en colecciones y versiones. En 2006 salió para PlayStation 2 en exclusiva para Japón, En 2017 tuvo una versión digital para PlayStation 4 y en 2019 fue incluido en la colección  Konami's Arcade Classics Anniversary Collection para Switch, Xbox One, PS4 y PC.

La forma en la que comienza la historia de este juego es bastante curiosa. Vemos una escena en la que Simon Belmon (vestido de blanco y con una preciosa melena azul) y su mujer Selena salen de la iglesia, cuya boda justo se ha celebrado. De hecho, hasta podemos escuchar la marcha nupcial de fondo. Pero justo el Conde Drácula se ha despertado de su letargo de 100 años, y ni corto ni perezoso rapta a Selena para llevársela a su castillo y hacer diabluras. Simon tiene que vestirse con su traje de guerrero e ir a rescatar a su amada de las garras del malvado Conde.

Acto seguido, ya pasamos a la acción en la que vemos a Simon en un juego de plataformas y acción en dos dimensiones, algo habitual en las primeras en la saga. Simon puede atacar con su poderoso látigo, saltar, y usar la última arma secundaria que haya recogido. Además de armas, también puede recoger otros objetos que le serán muy útiles. Estos son todos los objetos y armas que podemos encontrar:

  • Corazón: Aunque lleva a engaño, no es recupera vida al protagonista, sino que munición para las armas secundarias.
  • Mejora del arma principal: Podemos mejorar el arma dos veces. La primera se convierte en una lucero del alba, y la segunda en una espada. Al morir perderemos la mejora.
  • Bombas: Explotan en el suelo, haciendo un daño considerable.
  • Boomerangs: Ataque de largo alcance en horizontal.
  • Relojes: Paralizan a los enemigos.
  • Cruces: Poderoso ataque horizontal.
  • Antorchas: Queman el suelo durante un breve periodo de tiempo.

Todos estos utensilios nos serán muy útiles para enfrentarnos a las criaturas que nos harán la vida imposible en Haunted Castle. Encontramos diferentes monstruos sacados de historias de terror: Esqueletos, zombis, murciélagos, espíritus, gólems y hombres pez son algunos de ellos. Cada uno de estos monstruos tiene su patrón de movimiento y ataque, y algunos de ellos harán tirarnos de los pelos para vencerlos o esquivarlos, ya que apenas tendremos un respiro de descanso entre enemigo y enemigo. Al final de cada nivel hay que enfrentarse al jefe de rigor, los cuales tienen una pinta realmente imponente, y nos encontramos entre ellos a Medusa, a un dragón esqueleto, a un gigantesco monstruo de Frankenstein, y obviamente al mismísimo Drácula.

El juego está formado por seis escenarios diferentes, que van desde el exterior del castillo hasta la torre en la que descansa el Conde Drácula, pasando como no podría ser de otra forma por la clásica torre del reloj. El diseño de los niveles es muy bueno, con diferente niveles de altura entre los que nos movemos usando escaleras, y algunos incluso con scroll vertical y cambios de ambientación a mitad de nivel, como cambiar de un jardín a una cueva, o ver anochecer a medida que avanzamos. Algunos de estos niveles son realmente espectaculares, como el nivel tres, que es el salón del castillo, y está lleno de geniales detalles como lámparas colgantes, enormes ventanales, o un gran cuadro que acaba llorando sangre cuando pasamos por su lado.

Como ya habréis supuesto por la descripción de los enemigos finales y los escenarios, es un juego muy impactante visualmente, mostrando unos sprites grandes y unos niveles muy ricos en detalles. Lamentablemente, hay algunos detalles que emborronan un poco la experiencia visual, como las animaciones tanto Simon como de los enemigos, algo toscas, así como algunos efectos y texturas que no acaban de entonar demasiado con el resto del juego. A nivel musical si que puedo decir que es una auténtica maravilla, con estupendas versiones de melodías que hoy son consideradas verdaderas obras de culto, como Cross Your Heart o Bloody Tears. Los efectos de sonido no destacan demasiado, pero si que acompañan bien a la partida.

Si hay algo que realmente empeora la experiencia de juego es su absurda dificultad, al menos bajo mi punto de vista. El juego está diseñado para maltratarte sin cesar. Como ya he comentado anteriormente, los enemigos acosan constantemente con patrones muy molestos y difíciles de esquivar. El juego ofrece una vida por cada crédito, y cuando morimos volvemos o bien al principio del nivel o bien a uno de los pocos puntos de control que hay en el juego. Para rematar, no podemos continuar más de tres veces, y en tal caso el juego nos devuelve irremediablemente al primer nivel de todos, forzándonos a empezar desde cero. Entre la versión japonesa y la occidental hay diferencias en la dificultad, siendo la occidental más difícil porque la vida se vacía aún más rápido. Como veis, pasarse este juego en arcade era una verdadera proeza, y seguramente una ruina para quien lo consiguiera.

Resumiendo, Haunted Castle es un juego divertido, pero solo apto para aquellos a los que le gustan los verdaderos retos, además de para los fans de Castlevania, que bien seguro que les gusta disfrutar de una versión diferente de lo que se puede ver en versiones domésticas. Un Castlevania peculiar que merecía estar entre nuestro archivo de artículos.

Contenido relacionado