Recordando
Retro Review de Leather Goddesses of Phobos 2

Picante aventura

Hoy os vamos a hablar de esta aventura gráfica con toques picantes, cuyo nombre completo realmente es Leather Goddesses of Phobos! 2: Gas Pump Girls Meet the Pulsating Inconvenience from Planet X. De los títulos más largos que he visto en mi vida, si no el que más.

A principio de los 80, la compañía Infocom se convirtió en una de las más conocidas del prácticamente recién nacido mundo de los videojuegos con la trilogía de Zork. Si las aventuras conversacionales con gráficos se pueden considerar el pariente más cercano de las aventuras gráficas, estas aventuras de Infocom, completamente textuales, se podrían considerar así como las abuelas.

Además de la trilogía de Zork, desarrollaron la primera parte de Leather Goddesses of Phobos. Sin embargo, en la secuela ya eran otros tiempos y las aventuras conversaciones y las textuales estaban completamente desterradas, puesto que en el año 1992 lo que dominaba eran las aventuras gráficas point & click, y bajo este sistema decidieron desarrollar la secuela.

La primera entrega de este serial se desarrolla alrededor de los años 30, como si fuera un serial típico de ciencia ficción en la cultura pulp, y el argumento es el siguiente: han pasado casi 20 años desde que los habitantes de la Tierra derrotaron a las diosas de cuero de Phobos. Es el año 1958 y el mundo científico está expectante por el descubrimiento de un nuevo planeta en el sistema solar, al que llaman Planeta X. Una noche, una nave se estrella en la pequeña ciudad de Atom City, Nevada, lugar donde se encuentra tanto una base militar como una planta nuclear. El extraterrestre Barth del Planeta X trae una terrible noticia a los habitantes de la Tierra: las diosas de Phobos han conquistado su planeta y han forzado a sus habitantes a convertirse en esclavos sexuales.

Al inicio de la aventura podremos escoger entre tres personajes: el alienígena Barth, con diferentes escenarios y variando un poco la trama; o bien a Zeke, el dueño de la gasolinera o Lydia, la hija del astrónomo que ha descubierto el planeta X, cuya trama será prácticamente idéntica, solamente variando los diálogos.

Cómo hemos comentado anteriormente, el juego es una aventura gráfica point & click, aunque con una mecánica algo simplificada. El cursor cambiará de forma para indicarnos la acción que se puede realizar sobre algún elemento concreto del escenario o sobre algún personaje. Dispondremos del clásico inventario, representado por una caja de herramientas.

Si hay algo que está muy presente en este juego son los diálogos, la mayoría de ellos desde una perspectiva cómica y con un punto siempre picante, además de la voluptuosidad de algunas de sus protagonistas. También contiene algunos puzzles que deberemos resolver para avanzar en la historia.

Siempre me pareció que el punto débil del juego y por el que realmente no fue un juego notable, es por la poca interacción que en algunos tramos del juego hay. A veces nos embarcaremos en interminables diálogos que si, a veces serán hilarantes, pero que acabarán por cansar un poco. Evidentemente, luego estaba el aliciente picantón, como sucedía en las aventuras de Leisure Suit Larry, aunque éstas eran infinitamente mejores.

El punto fuerte me parece el diseño gráfico, tanto de los personajes como del entorno, creando una ambientación bastante notable. El diseño de Atom City es impecable y, cuando marchemos al espacio, también estará genialmente realizado.

En la escena final del juego, se meciona una posible tercera entrega que finalmente nunca llegó a ver la luz, ya que la compañía se declaró en bancarrota en el mismo año que el juego vio la luz.

Cómo curiosidad, la primera parte de esta aventura y Zork II son referenciadas en la película de Ridley Scott de 2015, The Martian.

Contenido relacionado