Recordando
Retro Review de Curse of Enchantia

En la fantásticas tierras de Enchantia

Los que nos seguís sabéis cuánto nos gusta en NoSoloBits las aventuras gráficas clásicas point & click. Hoy hablaremos de Curse of Enchantia, una aventura que, si bien no pertenece al olimpo de las más grandes, hacía las delicias de aquellos aventureros ávidos de nuevas experiencias aventureras. El juego fue desarrollado por Core Design en el año 1992, y aunque la compañía ya contaba con bastantes títulos en su haber, aún no había alcanzado la gloria de un gran éxito. Lo intentó en el género de las aventuras, muy en boga a principio de los años 90, con otros juegos como Hook. En cualquier caso, ese título que los colocaría en los libros de Historia de los videojuegos llegaría con Tomb Raider.

Volviendo al juego que nos ocupa, Curse of Enchantia nos traslada a un mundo de fantasía, a esos mundos de espada y brujería tan socorridos en el mundo de la literatura y del cine de los 80. El argumento es el siguiente: el pequeño Brad no cree en las brujas... hasta que conoce a una. La malvada bruja atormenta las fantásticas tierras de Enchantia, y ha llevado a Brad desde la tierra como ingrediente para una poción de la eterna juventud que la pérfida bruja está preparando. Sin embargo, tras superar la sorpresa inicial, Brad decide ponerse manos a la obra y deshacerse de la bruja.

Empezaremos la aventura encerrados en una celda de un castillo y, la primera decisión técnica que veremos es la ausencia de un menú de acciones textual. Para realizar las acciones, dispondremos de un menú contextual que nos permitirán coger, insertar, vestir, combinar objetos... Además del puntero habitual para desplazar a Brad por el escenario. Para interactuar con objetos del escenario, debemos situar a Brad cerca del objeto, que aparecerá como un icono en el menú de acciones.

Una de las particularidades del juego es que prácticamente no hay texto, no hay descripción de objetos y los pocos diálogo se resuelven con iconos expresando una emoción o similar. El poco texto que vemos siempre está relacionado con un letrero o con alguna frase cómica. Sin duda alguna, esta decisión de diseño es bastante peculiar y la verdad es que funciona bastante bien.

Otro de los puntos fuertes del juego es el humor, de hecho entraría dentro del subgénero de "aventura gráfica cómica". Sin hacer ningún spoiler, hay un "easter egg" con un traje de superhéroe y luego una banda de música cuyo nombre es una referencia a una de las bandas más populares de pop de la Historia.

Por otra parte, el mapeado es de lo más variado, desde el castillo medieval del principio, pasando por el fondo del océano, una chatarrería, un palacio de hielo... todo siempre con el toque cómico citado anteriormente y envuelto en ese mundo de fantasía que las tierras de Enchantia nos ofrecen.

No es una aventura especialmente difícil, por lo que las posibilidades de frustración se reducen mucho y, además, no se puede morir. Es más, si intentamos hacer algo que ponga en riesgo la vida de nuestro personaje, el juego siempre lo resuelve con una situación de lo más cómica.

Una aventura gráfica que merece la pena recordar.

Contenido relacionado