Recordando
Retro Review de Teen Agent

El espía que surgió del frío

En la retro review dominical de hoy os traemos Teen Agent, una aventura gráfica que, sin haber llegado al olimpo de las mismas, fue bastante peculiar en algunos aspectos. El primero de estos aspectos es el hecho de haber sido desarrollado en Polonia, un país sin prácticamente presencia en el desarrollo de software de entretenimiento. El juego nació en 1995, siendo el segundo juego de la compañía Metropolis Software House, adquirida en 2008 por CD Projekt, nacida en 1994 y que hoy en día es conocidísima por haber lanzado al mercado la saga The Witcher o el más actual Cyberpunk 2077. Si la compañía desarrolladora era poco conocida, la que lo distribuyó aún lo era menos, fue la canadiense Union Logic Software Publishing Inc., quienes, según Mobygames, sólo distribuyeron tres títulos.

En cualquier caso, vayamos con el argumento. Tomas el rol de Mark Hopper, un adolescente ordinario que es contratado por la KGB, el servicio de inteligencia, tras ser escogido por una adivina (!), para investigar la desaparición de oro de Mega Bank, aunque antes deberás superar las tres pruebas del campo de entrenamiento (vamos, como las tres pruebas que hay que superar en Monkey Island para ser pirata).

El juego se desarrolla como una point & click clásica, incluso en su pixelado diseño, en como aparecen los diálogos, etc, nos será del todo reconocible. Sin embargo, hay varias simplificaciones respecto a las aventuras gráficas de LucasArts, por poner un ejemplo, y es que no hay un menú de acciones, ya sea en modo texto cómo lo encontrábamos en Maniac Mansion o el propio Monkey Island, o con una especie de menú contextual en el cursor, cómo podría ser en Sam & Max Hit the Road, simplemente con apuntar y clickar es suficiente. También basa gran parte de su acción en utilizar los objetos del inventario en los lugares oportunos.

Otra simplificación que llama la atención es la interacción (básicamente hablar) con otros personajes. No son pocas las aventuras donde tenemos varias opciones a escoger cuando iniciamos un diálogo con otro personaje, sin embargo, en esta no lo hay, el diálogo fluirá sólo, sin tener que escoger ninguna opción.

Como era de esperar, estas simplificaciones hacen que el juego sea más sencillo, ya que no tendremos que pensar en todas las posibles acciones a realizar, en ese conjunto de verbos tan presente en otras aventuras. Pero no por ello hace que el juego sea menos entretenido, todo lo contrario, Teen Agent es una aventura bastante entretenida, además plagada de humor que nos hará reír en más de una ocasión. Y no lo digo yo, la prensa especializada de la época también consideró que era un buen juego, pero evidentemente no tenía la calidad de los más grandes y la distribución tampoco fue la mejor al no ser de una compañía ya asentada en el mundillo de los videojuegos.

Antes de acabar dos curiosidades. La primera es que fue el primer juego en ser lanzado en CD en Polonia, contando con las voces de algunos de los escritores de la prensa especializada de aquel momento en el país.

La segunda curiosidad es que fue el juego número 100 en ser publicado en gog.com, de manera gratuita para cualquier suscriptor. Hoy en día, sigue siendo así, por lo que no tenéis excusa para no probarlo!

Contenido relacionado