Recordando
Retro Review de Shaq Fu

Baloncestísticos mamporrazos

A finales de los 80 y principios de los 90, una compañía francesa, Delphine Software, se hizo un hueco en el panorama mundial gracias a grandes títulos como Another World o las aventuras gráficas Future WorldOperation Stealth, todos ellos con un gran nivel. Tras otros gran juego como Fade to Black o la secuela de Another World, Heart of the Alien, tuvieron un momento de silencio hasta que resurgieron con la saga Moto Racer.

Sin embargo, entre estos dos últimos, se decidieron a lanzar uno basado en el jugador de baloncesto Shaquille O'Neal, al que tituralon Shaq Fu (en referencia al Kung Fu, no se mataron mucho), toda una rareza de juego y que dió paso a una graciosa anécdota que contaremos al final de esta retro review.

En aquel momento, Shaquille era un jugador muy popular, jugaba en los Orlando Magic, aunque en el consciente colectivo lo recordamos en Los Angeles Lakers, donde agrandaría su leyenda y ganaría varios anillos de la NBA.

El argumento del juego también es delirante: mientras Shaq va camino de Tokio para participar en un partido benéfico, es llevado a una dimensión paralela por un lugareño quien cree que Shaq es el único de salvar a su nieto. Para ello, deberá combatir contra 11 oponentes (aunque esto cambia dependiendo la versión).

El juego se desarrolla como un juego de lucha clásico al estilo Street Fighter, aunque está a años luz. Uno de los grandes problemas del juego es que el repertorio de golpes es muy limitado, básicamente hay patada, puñetazo y salto en ataque, además de un ataque especial que podremos utilizar cuando nuestra barra de furia, rellenada al recibir golpes, se rellene. Y realmente, me gustaría decir algo más, pero es que el juego, en cuanto a jugabilidad, no tiene más, es todo demasiado sencillo, lo que lo hace muy repetitivo.

Por decir algo positivo, el diseño de escenarios es bastante llamativo y variado, pero su poca jugabilidad lo lastra todo.

Hay una anécdota respecto al juego. Hace muchos años se creó una página web que proponía liberar al mundo de las copias del videojuego, aduciendo que era tan malo que debía ser destruido (shaqfu.com), y otra en contra que promulgaba su conservación para las generaciones venideras (www.saveshaqfu.com)

Sin embargo, algo de cariño debió quedar por el juego porque hace unos años salió una edición para PS4, que no es directamente un remake porque las mecánicas del juego cambian.

Contenido relacionado