Recordando
Retro Review de Guy Spy and the Crystals of Armageddon

Siguiendo la estela de Dragon's Lair

En la retro review de hoy vamos a hablar de Guy Spy and the Crystals of Armageddon, un juego que, sin duda, al empezar a jugarlo nos recordará a Dragon's Lair o Space Ace en cuanto a su estética, aunque cambiaron bastante la jugabilidad, en lugar de tener que apretar una tecla concreto en el momento adecuado, es un juego compuesto por minijuegos.

No en vano, el juego fue desarrollado por la misma compañía, ReadySoft Incorporated, tras las tres entregas de su franquicia más importante, Dragon's Lair. Este juego fue un intento de reverdecer antiguos laureles, pero su recepción entre el público fue bastante tibia.

El argumento del juego es bastante típico: Eres un valiente soldado inglés quien debe detener al pérfico fascista Von Max, quien quiere construir una máquina que desataría un apocalipsis utilizando unos cristales especiales.

Cómo he comentado anteriormente, el juego es una sucesión de minijuegos. Varias pantallas de desarrollan en una perspectiva en tercera persona, con un punto de mira con el que podremos apuntar y abatir a nuestros enemigos, teniendo un número de balas limitado, así como la vida.

En otras ocasiones, la pantalla también consistirá en abatir a los enemigos pero desarrollándose como un dispara y cúbrete, desarrollada en un telesférico. Otras tiene una vis cómica, cómo cuando nos vemos encerrados en una cabaña en el bosque, donde una mujer de grandes dimensiones intentará que no lleguemos a la puerta, a la que tendremos que engañar haciendo movimientos y quiebros. Si conseguimos esquivarla, iniciaremos una nueva pantalla en la que descenderemos con los skís intentado evitar que los enemigos que van en el telesilla nos acierten con sus bombas.

También nos las tendremos que ver con un laberinto repleto de peligros, como fuego, serpientes o, dentro de otro minijuego, contra los guardianes de la laberíntica pirámide, lanzándoles cuchillos mientras esquivamos sus ataques. O unas momias a las que tendremos que vencer en un combate cuerpo a cuerpo.

Algunos minijuegos se repetirán en distintas situaciones, por ejemplo, hay otro minijuego de dispara y cúbrete, esta vez con un arco en lugar de una pistola. O de combate cuerpo a cuerpo, donde nos liaremos a mamporrazos contra enemigos de distinto pelaje.

Es un juego entretenido, sin duda, pero le faltó algo más para ser notable y ser recordado.

Contenido relacionado