Recordando
Retro Review de Renegade

El origen de Double Dragon

Hace ya muchos años escribimos sobre Double Dragon, título que arrasó a nivel mundial y se convirtió en uno de los beat 'em up más influyentes de la historia. Aunque Double Dragon fue un juego con una historia nueva y fresca, su jugabilidad estaba fuertemente basada en el juego del que vamos a hablar hoy, Renegade.

Renegade fue desarrollado por Technos Japan y publicado por Taito en 1986 para arcade. Renegade es la versión occidental de Nekketsu Kōha Kunio-kun, que no es otro juego que la primera parte de la saga de juegos de Kunio-kun, muy longeva y famosa, sobre todo en Japón. En la versión original, los personajes son bandas de estudiantes de un instituto japonés, en cambio en la versión de Renegade, los personajes son miembros de bandas callejeras, basadas en la película The Warriors. El juego tuvo versiones en multitud de versiones para plataformas de la época, en ordenadores como Amiga o ZX Spectrum y en consolas como NES y Master System, cada una con sus peculiaridades. También tuvo una secuela llamada Target: Renegade, creada por Ocean Software para algunos ordenadores, y a la cual le dedicamos un artículo hace un tiempo. Por otra parte, existe otro título desarrollado por Technos llamado The Combatribes, el cual tiene una jugabilidad bastante parecida a la de este primer Renegade.

La historia de Renegade es la típica que hemos visto en juegos de este tipo. La novia del protagonista ha sido raptada por una banda de criminales, y él tiene que abrirse paso a base de golpes para derrotar al jefe de la banda y rescatar a su chica. En la versión japonesa la historia es diferente: Kunio se enfrenta a las bandas rivales para que dejen de acosar a su compañero Hiroshi.

Como he comentado anteriormente, este juego puso las bases de lo que veríamos posteriormente en Double Dragon, así como en muchos otros títulos que serían influenciados por el éxito de juegos de este tipo. El jugador se puede mover en 8 direcciones, y tiene un botón para atacar frontalmente con puñetazos, otro para dar una patada trasera, y por último el botón de salto. También puede correr para embestir a los oponentes, agarrarlos cuando están aturdidos para golpearles o lanzarlos, y también ponernos encima para golpearlos mientras están en el suelo. Por último, los enemigos nos pueden agarrar por la espalda, y en este estado podemos dar patadas para dañar a enemigos que estén delante, y también codazos para liberarnos. Se permiten partidas a 2 jugadores, pero no tiene juego cooperativo. La partida es competitiva, se juega por turnos y el objetivo es vencer al otro jugador consiguiendo más puntos. 

A diferencia de otros beat 'em ups más modernos, en Renegade no vamos avanzando por los niveles hasta llegar al jefe final, sino que luchamos en escenarios cerrados de dimensiones más reducidas, aunque lo suficientemente grandes para ofrecer scroll horizontal. El juego está formado por 4 niveles. En cada nivel tenemos que enfrentarnos a una serie de esbirros, tanto armados como desarmados. Cuando solo quedan tres de ellos, el jefe del nivel se une a la pelea, el cual tiene más vida y es más difícil de golpear que sus esbirros. Cada escenario tiene sus peculiaridades. Por ejemplo, en algunos podemos tirar a los enemigos, o caernos al vacío por uno de sus extremos. En el segundo escenario la pelea empieza teniendo que derribar a unos esbirros que nos atacan conduciendo motocicletas. En el tercer escenario es una banda formada solamente por mujeres. En el cuarto y último escenario los esbirros van armados con navajas, y nos matarán de un solo golpe, así como su jefe si nos alcanza con un disparo de su pistola.

La duración para completar los 4 niveles es de unos 10 minutos. Esto puede parecer poco tiempo, pero os aseguro que completar el juego no es una tarea nada fácil. Si nos matan, tenemos que empezar el nivel desde el principio, y si nos quedamos sin vidas, tenemos que volver a empezar desde el inicio del juego. Además, el control es algo tosco y complica todavía más el juego. Para completar el juego tenemos que conocer muy bien como atacar a cada enemigo, sino nos vaciarán la barra de vida en un suspiro, sobre todo los temibles jefes con sus combos. Una vez completado el juego, empieza de nuevo con mayor dificultad.

A nivel técnico es un juego muy competente. La profundidad de los escenarios y el gran tamaño de los sprites de los personajes lo hacen muy llamativo. Además, muestra muchos personajes en pantalla, y aunque en ocasiones se ralentiza un poco, no perjudica demasiado a la jugabilidad. Como punto negativo, tanto el diseño del protagonista como el de muchos de los enemigos son bastante genéricos, y no llaman demasiado la atención. Cada pantalla tiene una música diferente que encaja con el escenario, y todas ellas son de buena calidad.

Resumiendo, Renegade puso las bases de lo que veríamos en muchos juegos posteriores, pero le faltó una mejor puesta en escena y una jugabilidad más refinada para convertirse en todo un éxito. De todas formas, es un juego muy importante en la historia de los beat 'em up que hay que tener en cuenta.

Contenido relacionado