Recordando
Retro Review de Armored Warriors

Batallas de mechas de la mano de Capcom

Como ya hemos comentado en innumerables ocasiones, Capcom fue una de las grandes compañías de juegos para salones recreativos. Uno de sus géneros predilectos fue el beat 'em up, produciendo varios juegazos de este tipo cada año a principios de los 90. Hoy vamos a hablar de Armored Warriors, un juego protagonizado por mechas que no gozó de tanta fama como otros de esta compañía, pero aún así sigue siendo un juego de altísima calidad.

Armored Warriors vio la luz en 1994. Su nombre japonés es Powered Gear - Strategic Variant Armor Equipment. En Japón tuvo buena acogida, pero en el resto del mundo no llegó a destacar. El juego se mantuvo exclusivo de arcade, sin llegar a ninguna consola de la época. Muchos años más tarde, en 2017 fue uno de los juegos que venían incluidos en la consola Retro-Bit Super Retro-Cade. También fue incluido en el recopilatorio Capcom Beat 'Em Up Bundle, que fue publicado en 2018 para PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One y Windows. El juego no tiene ninguna secuela directa, pero si un spin-off que salió en 1995, un juego de lucha con el nombre Cyberbots: Full Metal Madness, el cual tuvo una distribución muy limitada fuera de Japón.

El juego se sitúa en 2281. La Tierra y un planeta llamado Raia han conseguido firmar un acuerdo que acaba con una guerra que ha durado medio siglo. Un año después de firma el tratado, la capital de Raia es invadida por un ejército desconocido, así que el gobierno de La Tierra envía tropas para liberar la capital.

Una vez empezamos la partida, tenemos que elegir entre los 4 personajes disponibles. Pueden jugar hasta 3 personas a la vez en modo cooperativo. Los personajes son los siguientes:

  • Teniente primero Jeff Perkins: Pilota el mecha AEX-10M BLODIA. Una máquina equilibrada.
  • Capitán Ray Turner: Pilota el mecha SVA-6L REPTOS.  Es una máquina de corto alcance, pero veloz.
  • Mayor Gleen Reed: Pilota el mecha  AEX-10H GULDIN. Muy resistente y con gran capacidad de ataque, pero bastante lenta.
  • Teniente Segunda Sarah White: Pilota el mecha AEX-12J FORDY. Una máquina realmente veloz, pero con poca resistencia a los ataques.

Una vez en la partida, tomamos el control de uno de los mechas, listo para derribar a todo aquel que se ponga delante. Podemos atacar cuerpo a cuerpo, con el arma de largo alcance (la cual necesita munición para funcionar), saltar, y correr. Hay multitud de ataques que podemos ejecutar, ya sean combos al encadenar golpes, agarrar a los enemigos, poder embestir en carrera o realizar ataques aéreos. También tenemos el típico "desperate move" al pulsar botón de ataque y salto a la vez, que derribará a los enemigos cercanos a cambio de un poco de nuestra vida. En modo cooperativo, los mechas pueden unirse durante unos segundos en las luchas contra los jefes finales, creando mechas de diferentes formas, con un gran ataque e inmunes a los ataques enemigos.

Una de las grandes bazas de Armored Warriors es su sistema de armamento. Nuestros mechas empiezan con un armamento básico, pero al derrotar enemigos o dentro de contenedores podemos encontrar diferentes tipos de armas para mejorarlo. Hay 3 tipos de mejoras diferentes. El arma de ataque principal, el arma a distancia, y por último las piernas del robot. Hay multitud de armas diferentes, cada una con sus pros y sus contras. Podemos conseguir mejoras tan variopintas como una espada láser, una pinza, mísiles teledirigidos, lanzallamas y cadenas de tanque. Tenemos que encontrar que arma se adapta mejor a nuestro estilo de juego, y a cada situación de la partida. Hay que ir con cuidado, porque los enemigos nos pueden quitar estas armas si las golpean mucho, o también cuando perdemos una vida. A parte de las armas, también encontramos objetos de curación, munición para nuestro arma, o la radio que nos permitirá convertirnos en un super mecha en modo cooperativo.

Hay 7 niveles diferentes en el juego, formados por diferentes áreas cada uno.  Cada nivel tiene un objetivo, pero al final todo se reduce a eliminar todo lo que se nos ponga por delante antes de que se acabe el tiempo límite. Existen varios niveles de bonus en los que el estilo de juego pasa a ser un shoot 'em up de scroll horizontal, en los que tenemos que disparar a los enemigos para conseguir la máxima puntuación. Encontramos diferentes tipos de enemigos, cada uno con sus características, como resistencia, armas o movimientos. Como es imprescindible en este tipo de juegos, tendremos que conocer a los enemigos para evitar sus ataques y conocer sus puntos débiles. Al final de cada nivel nos espera un enorme jefe junto a varios de sus secuaces para ponernos las cosas difíciles.

Como buen arcade que es, nos encontramos antes un título difícil. Los primeros minutos de juego nos dan tregua, pero luego el juego se va complicando más y más hasta tener que enfrentarnos a multitud de poderosos enemigos en pantalla. De todas formas, no es de los más difícil que podemos encontrar dentro del género, y con (mucha) práctica se puede llegar a dominar. La duración total de una partida es de unos 40 minutos.

Visualmente es muy llamativo. Los diseños de los personajes es increíble y están muy bien animados. Además, la pantalla se llena de todo tipo de efectos, como explosiones y disparos. Los escenarios quizás no destacan tanto, pero igualmente están muy bien ambientados y son bastante variados. La música también es de una excelente calidad, y acompaña perfectamente a la acción del juego.

Armored Warriors es posiblemente uno de los beat 'em ups menos conocidos de Capcom, pero igualmente sigue teniendo la calidad que esta compañía daba a sus títulos arcade de aquella época. Si podéis dadle una oportunidad, probablemente os sorprenderá.

Contenido relacionado