Recordando
Retro Review de Cotton: Fantastic Night Dreams

Cosas de brujas

Volvemos a la época de los salones recreativos en los 90 para hablar de uno de los muchos shoot 'em ups que pudimos ver y disfrutar en esta época. Hoy le toca el turno a Cotton: Fantastic Night Dreams, un juego que llama la atención por sus peculiares gráficos, y que además ofrece una jugabilidad muy sólida.

Cotton: Fantastic Night Dreams fue el primer juego desarrollado por la compañía Success, y fue publicado por Sega en 1991 para arcade. Aunque en Japón tuvo bastante aceptación, a nivel internacional pasó bastante desapercibido. El juego se versionó a diferentes plataformas en los siguientes años:  TurboGrafx-CD y X68000 en 1993, Playstation en 1999, Neo Geo Pocket Color en el 2000 y finalmente para Móviles en 2007. Las únicas versiones que fueron publicadas fuera de Japón son TurboGrafx-CD (en USA) y Neo Geo Pocket Color (en Europa). A lo largo de los años se fueron publicando bastantes secuelas de esta saga, aunque la mayoría se quedaron en el país nipón.

Cotton: Fantastic Night Dreams

El juego nos va contando la historia con una serie de ilustraciones llenas de humor que podemos entre los niveles del juego.  La historia se sitúa en un mundo que ha sido invadido por criaturas malignas. Un hada llamada Silk es enviada por la reina Hada para recuperar 7 caramelos mágicos llamados "Willows", los cuales son necesarios para liberar al mundo de la invasión. Silk encuentra a una bruja llamada Cotton, cuyo único objetivo es encontrar esos caramelos mágicos para poder comérselos. Silk consigue convencer a Cotton prometiéndole que si le ayuda podrá conseguir muchos de esos caramelos...

Una vez empezamos la partida, podemos controlar a Cotton, quien va montada en una escoba voladora. El juego se controla similar a muchos otros shoot 'em up de scroll horizontal. Cotton dispone de dos ataques diferentes. El primero es el ataque horizontal, el cual se puede cargar para lanzar un hechizo (para el cual necesitamos tener cargas), y el segundo son unas bombas que permiten atacar a enemigos que estén debajo del personaje. Durante la partida nos acompaña el hada Silk, que nos ayudará atacando a los enemigos.

Una cosa que diferencia este título de otros es su sistema de power ups. Para mejorar el disparo principal, tenemos que aumentar la experiencia de la protagonista, lo que provocará que vaya subiendo de nivel. Cuanto mayor sea el nivel de experiencia, más destructivo será su ataque. Podemos conseguir experiencia al derrotar a enemigos, y también al recoger gemas que soltarán algunos de los enemigos al morir. Estas gemas aparecen de un color determinado, pero si les disparamos podemos hacer cambiar su color, y cada tipo de gema nos otorga ciertas ventajas. Además de estas gemas, encontramos otros objetos que nos serán muy útiles. En total, podemos conseguir estos objetos:

  • Gema amarilla: Hace subir el marcador de puntos.
  • Gema naranja: Da puntos de experiencia.
  • Gema roja: Da una carga de magia roja.
  • Gema azul: Da una carga de magia azul.
  • Bombas: Aumentan el nivel de las bombas.
  • Hada: Nos acompañará y ayudará atacando a los enemigos.
  • Té blanco y té rojo: Salen después de derrotar a un jefe, y dan 100 y 500 puntos, respectivamente.

Los enemigos del juego son muy variados y originales. Tenemos que enfrentarnos a todo tipo de criaturas, como por ejemplo diablillos, enanos, nubarrones y dragones. Cada uno de ellos tiene su patrón de movimiento y ataque. Muchos de ellos son voladores, pero también hay que nos atacarán desde tierra. En los niveles encontramos algunos mini-jefes a mitad de este, y como no, los jefes de final de nivel, los cuales son enormes y muy difíciles de derrotar.

Nos encontramos ante un título de una dificultad muy elevada. Necesitaremos nervios de acero para sobrevivir a la tormenta de ataques que nos acosarán en todo momento. Por si esto no fuera poco, tenemos solo 2 créditos para completar un nivel, si no lo conseguimos, el juego nos devuelve al principio del nivel en el que hayamos muerto, así que no vale con gastar créditos para llegar al final del juego. Hay 7 niveles diferentes, entre los cuales encontramos una ciudad en ruinas, un bosque y un castillo. La duración de una partida sin repetir niveles es de unos 30-40 minutos, y el juego ofrece una segunda ronda con mayor dificultad, por si no hemos tenido suficiente.

A nivel técnico es un juego muy competente. En todo momento está muy bien presentado, desde las ilustraciones hasta los escenarios. Los personajes están muy bien dibujados, y el juego mueve grandes cantidades de ellos sin sufrir ninguna bajada de framerate. El juego entra dentro del subgénero cute 'em up por sus estética desenfadada y adorable. La diferentes melodías que acompañan al juego son variadas y de buena calidad.

Cotton: Fantastic Night Dreams es un shoot 'em up muy divertido y exigente, pero que pasó bastante desapercibido muy posiblemente por orientarse al público japonés. Hoy en día nos encontramos ante un título bastante carismático al que vale la pena echarle un ojo.

Contenido relacionado