Recordando
Retro Review de World Championship Boxing Manager

La gloria del manager pugilístico

En NoSoloBits hemos hecho retro reviews de bastantes juegos de boxeo, un género deportivo que se presta mucho a su adaptación a los videojuegos. Sin embargo, lo normal es que, aunque puedan tener más o menos elementos de simulación, seamos nosotros, los jugadores, quienes acabemos manejando al boxeador en el ring y la victoria dependa de nuestra pericia con el teclado o el mando en las manos.

Pero hoy cambiamos este registro y os traemos la review de World Championship Boxing Manager, donde deberemos mostrar nuestro buen hacer no en el cuadrilátero si no en las oficinas, cómo manager de nuevos (y esperemos que talentosos) púgiles, tomando todas las decisiones que sean necesarias para llevar a nuestro representado a competir por los títulos mundiales y las primeras posiciones en el ranking.

El juego fue desarrolado por Goliath Games, quienes se dedicaron en su corta trayectorio a juegos deportivos, siendo quizá el más conocido Subbuteo, adaptación del archiconocido juego de mesa. De la distribución se encargó Krisalis Software.

El simulador empezará con una misiva de las organizaciones mundiales del boxeo, donde nos informarán de que nos han concedido la licencia para ser promotor de combates de boxeo y desempeñar también nuestras labores como manager. En dicho contrato, pondremos nuestro nombre en el juego y el siguiente paso será escoger al boxeador que vamos a representar, pudiendo ver sus características (resistencia, defensa, precisión de golpeo, fuerza, durabilidad, facilidad para recibir cortes y velocidad). También podremos escoger el nombre de nuestro boxeador.

Por otra parte, deberemos firmar el contrato anual para ese boxeador, teniendo que escoger número de peleas en el año, si incluiremos pelea por el título o no, el porcentaje que nos quedaremos por pelea de la bolsa del combate y la posición mínima a la que intentaremos aupar al boxeador.

En nuestro despacho tendremos toda la información necesaria en nuestro día a día como manager, por ejemplo, los contratos con nuestros púgiles, ranking, estadísticas de las peleas o fechas de los próximos combates, para tener siempre presente cual es el estado de nuestra empresa.

Uno de los puntos más importantes del juego es el entrenamiento de nuestro boxeador, dónde deberemos decidir cuántos días tiene que dedicar a qué ejercicio, dependiendo qué capacidades queramos mejorar.

Otro de los puntos importantes es escoger bien los combates. En nuestro teléfono tendremos unos cuantos números de otros managers con quienes podremos organizar combates, seleccionando qué boxeador nuestro participará y que oponente escogemos, así como el porcentaje de la bolsa que nos quedaremos como manager y en cuantas semanas se realizará la pelea. Nuestro interlocutor, dependiendo de las opciones escogidas, aceptará o no el combate. Si el combate es aceptado, tendremos también que llamar a la organización de boxeo escogida (ya sabéis que hay unas cuantas) para acabar de cerrar el combate, ya que cada una tiene sus ránkings y sus títulos. Una vez sepamos que la pelea va a suceder, podemos encargar a uno de nuestros ojeadores que espíe al boxeador en cuestión y nos haga un informe de sus fortalezas y debilidades, para poder guiar mejor a nuestro boxeador.

Uno de los contratiempos que podemos tener es una lesión o molestia del boxeador. En algunos casos, si la lesión no es grave, bastará con no entrenar la zona afectada, cambiando los parámetros en el entrenador.

Cada cierto tiempo, recibiremos una carta con los resultados de otras peleas, para estar informado. 

Hasta que llega el día más importante, el día del combate. Al principio de la pelea y al final de cada round, podemos indicar a nuestro púgil que estrategia seguir: combate normal, ir a por el KO, tomárselo con calma, golpe de jab y moverse, atacar más a la cara, atacar más al cuerpo o, incluso, buscar una pelea sucia (con el consiguiente riesgo de penalización).

Al final de cada round, haremos de cutman, dando a nuestro boxeador agua, lo refrescaremos con la esponja, intentaremos bajarle la inflamación y cortar el sangrado con el enswell, o empapar los algodones de sangre.

El transcurso del combate lo seguiremos a través de los comentarios de los locutores, pudiendo saber si podemos arriesgar más y buscar el KO, si nuestro boxeador está cansado y nos tenemos que tomar algún round de relax... y también podremos deducir cómo va el combate a los puntos, llegado el caso de que el encuentro se resuelva con la decisión de los jueces.

Después de cada combate, el fisioterapeuta nos dirá en qué condiciones está nuestro púgil, para saber cuanto tiempo tendremos que esperar hasta que esté en óptimas condiciones para el siguiente combate.

Con todas estas decisiones a tomar, tendremos que intentar llevar a alguno de nuestros boxeadores representados a lo más alto.

Un juego bastante diferente a lo que estamos acostumbrados y que resulta muy interesante por esta nueva perspectiva. Sin embargo, puede acabar resultando algo monótono y poco rejugable cuando ya le hemos echado unas cuantas horas.

Contenido relacionado