Recordando
Retro Review de Joe & Mac Returns

Un Tumblepop prehistórico

Data East es una de las compañías que más recordamos en esta humilde página, ya que fue una de las desarrolladoras para sistemas arcade más prolíficas, publicando todo tipo de juegos de una gran calidad. Dos de sus títulos más famosos fueron los plataformas Tumblepop y Joe & Mac, así que Data East decidió coger la jugabilidad del primero con los personajes del segundo y así intentar repetir éxito. El resultado fue Joe & Mac Returns, un título de una calidad notable, pero que pasó bastante desapercibido.

Joe & Mac Returns fue publicado en 1994.  Data East ya intentó repetir el éxito de Tumblepop con una fórmula similar en 1992 con un juego llamado Diet Go Go, pero el juego no tuvo demasiada acogida. Entonces la compañía decidió rescatar a sus héroes cavernícolas para darle otra vuelta de tuerca a la idea del juego original, pero finalmente tampoco tuvo el éxito esperado. En 2019 el juego fue reeditado para Nintendo Switch, y lo podemos encontrar en su tienda digital.

El argumento del juego es bien sencillo, y sigue la estela de lo que se pudo ver en la primera entrega. La misión de Joe y Mac es rescatar a mujeres que han sido secuestradas por horribles criaturas. Entre cada uno de los mundos que visitamos salen unas cinemáticas bastante cómicas en las que los pervertidos protagonistas babean por las chicas rescatadas. En estas escenas podemos escuchar unas risas enlatadas que le dan un toque de sitcom muy curioso.

Este título ofrece juego para 1 jugador en solitario o 2 jugadores en cooperativo. El primer jugador controla a Joe, de pelo verde, y el segundo a Mac, de pelo azul. Al empezar la partida podemos seleccionar desde que mundo de los 5 disponibles queremos empezar. Una vez nos pasamos los primeros 5 mundos, se desbloquean los 2 mundos finales del juego. Los mundos están divididos por una serie de niveles. El objetivo de cada nivel es dejar la pantalla limpia de enemigos, y automáticamente avanzaremos al siguiente nivel. Para ello, los protagonistas pueden atacar con su garrote, lo cual aturdirá a los enemigos. Una vez aturdidos, al pasar por encima de ellos los meteremos en un saco, y cuantos más recojamos más grande y poderoso será el saco. Este saco lo podemos lanzar para matar a otros enemigos, y cuando mayor sea el saco más enemigos podrá matar. Una vez recogemos al primer enemigo, tenemos un tiempo limitado, o el enemigo se liberará del saco y nos quitará una vida.

La clave del juego está en aturdir el máximo número de enemigos posibles a la vez, recogerlos, y lanzarlos desde una posición estratégica para acabar con el mayor número posible de enemigos a la vez. Esto hará que los enemigos eliminados suelten objetos que darán más cantidad de puntos, y una serie de power ups que nos otorgarán mejoras. Entre estos objetos encontramos mejoras del garrote, que aumentan su radio de acción, patines que hacen que nos movamos más rápido e incluso un mega garrote que acaba con todos los enemigos en pantalla.

En cada mundo hay una serie de enemigos característicos, y cada uno de ellos tiene su propio patrón de movimiento y ataque. Hay algunos sencillos, como los cavernícolas que vagan lentamente por el escenario, pero encontraremos otros más difíciles, con un movimiento más rápido y que nos tirarán proyectiles sin parar. Entre los enemigos encontramos algunos personajes de otros juegos de la compañía, como Karnov y Chelnov. En algunas pantallas hay unas cabañas que van generando enemigos, con las cuales tenemos que acabar rápido antes de que se llene toda la pantalla de ellos. Al final de cada mundo nos enfrentamos a un enorme jefe, todos ellos bestias prehistóricas, como un triceratops o un mamut.  El enemigo final es el Dr. De Playne, un villano habitual en los juegos de Data East.

Como suele pasar en este tipo de juegos, los escenarios son estáticos y eso causa que no veamos mucha variedad. De todas formas, los mundos son bastante diferentes entre sí, y visitamos junglas, un paisaje nevado, una zona volcánica y hasta el fondo del mar. Un punto a destacar es el diseño de los niveles, con estructuras peculiares que nos harán pensar en cual es la mejor forma de completarlos para conseguir la mayor cantidad de puntos.

A nivel técnico es un juego muy destacable. Sus gráficos son muy coloridos y detallados, y se mueve con fluidez en todo momento, incluso cuando hay muchos enemigos en pantalla. El sonido también destaca por las vocecillas de los personaje, como el "I've got the power!" que gritan los protagonistas al conseguir un power up. Las músicas son bastante divertidas y acompañan bien a los niveles. Entre ellas se encuentra una versión de El Danubio Azul tatareada que es realmente genial.

Si hablamos de su dificultad, es un juego bastante asequible tratándose de un arcade. Una vez conocemos el sistema de juego y los diferentes tipos de enemigos a los que nos enfrentamos, es fácil seguir estrategias para salir victorioso sin tener que abusar de créditos. 

Joe & Mac Returns puede recordar a otros juegos anteriores como Tumblepop o Snow Bros, pero igualmente nos encontramos ante un juego muy divertido. Un arcade que no es muy conocido y que personalmente creo que merece algo más de reconocimiento.

Contenido relacionado