Recordando
Retro Review de Robocop

El defensor del futuro

La década de los 80 fue una época excelente para los aficionados al cine de acción, ya que se produjeron verdaderos clásicos que hoy en día siguen siendo referentes en el género. Una de estas producciones fue Robocop, cuyo protagonista es un cyborg policía que debe luchar contra el crimen en la ciudad de Detroit. Ante el éxito de la película tanto a nivel de público como de crítica especializada, no tardaron en salir productos basados en ella, como series de dibujos, cómics, juguetes y videojuegos. Hoy nos vamos a centrar en el videojuego para Arcade que desarrolló la prolífica compañía Data East.

Robocop fue publicado en 1988, un año después del estreno de la película. La versión para Arcade fue desarrollada, como ya hemos comentado, por Data East, pero las versiones domésticas fueron desarrolladas por diferentes compañías, siendo Ocean Software la que más versiones distribuyó. Entre estas versiones destaca la versión de ZX Spectrum, la cual fue alabada por su excelente acabado, y acabó siendo de los títulos más vendidos para este sistema.

El videojuego sigue el argumento del film. En una rápida introducción se explica que en 1990 la ciudad de Detroit está completamente desbordada por el crimen. El agente de policía Alex Murphy es asesinado por una banda de criminales,  pero su cuerpo es utilizado por la empresa Omni Consumer Products para crear al protector de la ley Robocop, mitad hombre y mitad máquina.

El juego combina elementos de Run and Gun y Beat 'em up. Al principio de la partida, Robocop solo puede usar sus puños para atacar a los enemigos, pero al avanzar un poco en el primer nivel ya desenfunda su fiable pistola (con una excelente animación que refleja perfectamente como lo hace en la película) y podemos disparar con ella en diferentes direcciones. Cuando los enemigos se acercan demasiado, en vez de disparar, Robocop dará un puñetazo. Además de atacar, Robocop puede saltar y agacharse, lo cual nos irá muy bien para esquivar ataques enemigos. El objectivo del juego es básicamente avanzar hasta el final de cada nivel, y encontramos tanto niveles que son de scroll horizontal como de scroll vertical.

A medida que avanzamos por los niveles, podemos ver diferentes contenedores que podemos romper, y dentro encontraremos objetos muy útiles. Entre ellos encontramos dos mejoras diferentes de la pistola: disparo por triplicado y aumento de daño. Estas mejoras tiene disparos limitados, y volveremos a la pistola normal cuando se acabe. También podemos encontrar objetos que otorgan puntos de salud. Por último, podemos coger un potente rifle que dejará uno de los tipos de enemigo al morir. Este rifle lanza una gran carga de energía que acaba con todo lo que se ponga por delante.

Los escenarios del título son bastante variados, empezando por la ciudad de Detroit hasta acabar en la torre de la compañía Omni Consumer Products. Los primeros niveles son bastante simples, lo único que tenemos que hacer es avanzar y encargarnos de los enemigos que salgan a nuestro paso. A medida que avanzamos, los escenarios se van complicando, y tenemos que hacer frente a diferentes obstáculos, como puertas que tenemos que derribar o trampas láser que nos dañarán al tocarlas. También hay dos fases de bonus en las que tememos que acertar blancos en una galería de tiro. Si conseguimos acertar a todas dianas, el juego nos recompensa aumentando nuestra barra de vida. Esta mejora la perderemos si nos matan.

Muchos son los enemigos que tenemos que abatir a lo largo de la partida. Los más comunes son los esbirros simples que intentan atacarnos con sus puños y pistolas, los cuales son los más fáciles de abatir. También encontramos enemigos más peliagudos, como granaderos, motoristas, y los peores de todos: unos locos que van con motosierras, que quitan mucha vida si nos dan, y además son bastante difíciles de matar. Al final de cada nivel nos espera el jefe de turno. Varios de estos jefes son diferentes versiones del robot ED-209 que podemos ver en la película original.

La dificultad de este título es bastante elevada. Los primeros minutos de juego son bastante asequibles, pero a partir de la tercera pantalla el juego se complica bastante. En ocasiones nos atacan multitud de enemigos a la vez, y si no encontramos el lugar adecuado, acabarán con nosotros en un momento. Además, el lento y torpe movimiento de Robocop dificulta aún más el poder esquivar los proyectiles enemigos. Solo disponemos de una vida por crédito, así que una vez nos maten perdemos la puntuación que tengamos, aunque podemos continuar desde el punto donde nos hayan matado.

A nivel gráfico es un juego muy atractivo. Hay que destacar el diseño y movimiento de Robocop, los cuales son clavados a los que podemoss ver en el film. El resto de personajes no están tan elaborados, pero su diseño también es muy bueno. El detalle de los escenarios es también de una gran calidad, mostrando diferentes niveles de profundidad, y elementos destruibles. Como punto negativo, encontramos que el juego se ralentiza cuando hay muchos elementos en pantalla. A nivel de sonido, destacan las voces digitalizadas que dicen tanto el protagonista como los enemigos. La música también está muy bien, aunque se echa en falta algo de variedad.

Robocop es un gran arcade. Refleja bastante bien el largometraje en el que está basado, y ofrece una buena dosis de acción sin complicaciones. Un clásico ochentero a tener en cuenta.

Contenido relacionado