Recordando
Retro review de The Island of Dr. Brain

A estrujarnos el cerebro, por segunda vez

Hace un tiempo (seis años para ser concretos) os hablábamos de The Castle of Dr. Brain, el archiconocido juego de puzzles e ingenio desarrollado por Sierra, porque no todos sus títulos de éxito iban a ser aventuras gráficas. Sin embargo, además de lo original de sus puzzles, una de las cosas que llamó la atención de este título, es este toque aventurero a medida que desentrañabas el misterio resolviendo puzzles, aderezado con un genial diseño gráfico.

El éxito de la primera entrega hizo que Sierra lanzara su continuación tan sólo un año después, al que titularon The Island of Dr. Brain, donde tendremos que ayudar al Dr. Brain a recuperar una importante batería para uno de sus experimentos, robada por su archirival científico. Para ello, nos tendremos que adentrar en la isla, en búsqueda de la dichosa batería.

Al empezar el juego, vemos que la estética y la mecánica es exactamente igual que a la de su primera entrega. Iremos moviéndonos por estancias resolviendo puzzles de lo más variados: desde matemáticos, pasando por puzzles lingüistas (homónimos, sinónimos y antónimos), de geometría, de espectro de colores con algo de química, puertas lógicas, música, historia... Vamos, de lo más variado, con una dificultad variable (la podemos ajustar) y, dependiendo de nuestros conocimientos, algunos nos costarán más que otros. También hay puzzles muy clásicos cómo las Torres de Hanoi, un puzzle de piezas o una sopa de letras.

Resulta tremendamente divertido y todo un reto resolver algunos de los puzzles que nos presenta el juego. No es para viciarse sin parar, pero ideal para echarle ratos hasta conseguir acabarlo (yo en su momento, no pude). 

Si nos quedamos atascados en algún puzzle, también podremos solicitar algo de ayuda para intentar avanzar.

Como curiosidad, el manual del juego se llama "EncycloAlmanacTionaryOgraphy" y contiene diversa información acerca de los temas de los puzzles y, además, sirve también como clave de protección para el juego.

Por otra parte, la saga no quedó ahí, hubo una tercera entrega con la misma estética que esta segunda y cuatro o cinco más vinieron después aprovechando la licencia, pero muy alejadas de lo que fueron las primeras entregas.

Contenido relacionado