Recordando
Retro Review de Street Sports Soccer

El fútbol callejero

Pensando en algún juego para hacer la retro review dominical de esta semana, me ha venido un juego de fútbol al que jugaba de muy pequeño, pero que no recordaba el nombre. Tras acotar la búsqueda a unos años, he dado con el susodicho, Street Sports Soccer de Epyx. Es curioso cómo la memoria juega malas pasadas, o más bien, cómo la percepción de cuando lo jugaba es muy diferente al volverlo a hacer más de 25 años después.

Con esto no digo que me parezca un mal juego, ni mucho menos, si no que ha envejecido bastante mal cómo era de esperar, pero lo mejor de todo, es que en mi cabeza no lo recordaba exactamente así.

Cómo no podía ser de otra manera, tal y como indica el título nos encontramos ante un juego de fútbol callejero, dejándonos de inmaculados tapetes verdes de césped para jugar en el barrio, en paredes con graffitis, personajes con poses canallitas, pavimento sustituyendo al césped e improvisadas porterías.

El juego es muy sencillito (fue lanzado en 1988), pero tiene varias opciones de configuración. Lo primero es escoger en qué campo queremos jugar, si en un interior entre los bloques y los garajes o en un parque. Luego habrá el típico sorteo con una moneda, donde deberemos escoger cara o cruz, eso dependerá de que empecemos a escoger a los jugadores nosotros o el equipo contrario. A todo esto, hay dos equipos, con nombre de banda barriobajera: los Spikes y los Jets.

Una vez hecho el sorteo con la moneda, empezaremos a escoger a nuestros futbolistas, moviéndonos entre ellos podremos ver una pequeña descripción de las fortalezas y debilidades del futbolista en cuestión. Una vez escogidos los tres que necesitamos, podemos decidir quién va a ser el portero y quienes los delanteros.

El objetivo del juego, como es lógico, es ganar el partido metiendo más goles que el contrario. No es que haya muchos movimientos, una vez que tengamos el balón la única acción que podremos realizar es patearlo, pudiendo utilizar las paredes para el rebote. Si estamos defendiendo, deberemos intentar quitar la pelota pasando a nuestro adversario por encima, robándole el balón.

Respecto a la jugabilidad, poco más que comentar. En la interfaz inferior podremos ver tanto el marcador cómo el tiempo restante para finalizar la parte.

Para finalizar, simplemente decir que es un juego víctima del tiempo, en su momento lo recordaba muy divertido pero claro, ya ha llovido mucho y las mecánicas de juego, especialmente en los juegos deportivos, han cambiado tremendamente.

Contenido relacionado