Recordando
Retro Review de Dragon Ball: Advanced Adventure

La asombrosa aventura de Son Goku

Los artículos que redactamos en NoSoloBits suelen estar centrados en videojuegos de la década de los 90 hacia atrás, épocas en las que encontramos aquellos juegos que sentaron las bases de la gran industria que el mundo de los videojuegos es hoy en día. Hoy nos salimos un poco de esta norma para hablar de Dragon Ball: Advanced Adventure, un juego que aunque es bastante posterior, se basa en un famoso manga y anime de los años 80, y además alberga en su jugabilidad gran parte del espíritu de los beat 'em up y plataformas de los 80 y 90.

Dragon Ball: Advanced Adventure fue publicado en exclusiva para Game Boy Advance en el año 2004 en Japón, pero no fue hasta 2005 y 2006 cuando llegó a Europa y Norte América respectivamente. Dimps fue el estudio que se encargó de desarrollarlo, y tres fueron los distribuidores: Banpresto para Japón, Atari para Norte América y Bandai para Europa. La prensa especializada otorgó al juego notas bastante positivas, pero por desgracia el juego pasó muy discretamente y no llegó a alcanzar el éxito comercial que merecía. Su calidad y la poca distribución que tuvo lo han convertido en un título de culto dentro del catálogo de la portátil de Nintendo.

El juego sigue las primeras aventuras de Son Goku de forma bastante fiel, aunque con algunas adaptaciones y omisiones de la historia para adaptarla a la jugabilidad. La historia empieza cuando Goku conoce a Bulma, y acaba en la saga del Rey Demonio Piccolo.

El modo principal del juego es el modo historia, que nos permite controlar a Son Goku en tres estilos diferentes de juego, todos ellos con jugabilidad en dos dimensiones. El estilo más común es una combinación de plataformas y beat 'em up, en el que tenemos que superar multitud de niveles llenos de enemigos y peligros. En algunas fases usamos la nube Nimbus, en las que podemos movernos libremente por el escenario, y tenemos que abatir a los enemigos que salgan en pantalla. Por último, están los combates 1 contra 1, los cuales se parecen más a un juego de lucha convencional.

Son Goku tiene un gran repertorio de ataques para enfrentarse a los enemigos que le esperan en su aventura. Puede realizar diferentes ataques en un combo, atacando con sus puños y su bastón. También puede realizar diferentes tipos de ataques aéreos, y realizar un sprint para poder lanzar un placaje. Además, tiene varios ataques especiales que puede usar cuando tiene suficiente energía acumulada. El primero que podemos usar es un ataque con su bastón que daña a ambos lados, y una vez avanzamos un poco en el juego, adquirimos el poderoso Kamehameha, el cual se puede cargar durante varios niveles para aumentar su daño.

Una de las grandes virtudes de este juego es el diseño de sus niveles. No basta con avanzar y ya está, sino que deberemos explorar los niveles para encontrar secretos que nos desbloquearán mejoras de vida energía, así como unas técnicas de combate. Además de estas mejoras podemos encontrar otros objetos de ayuda a lo largo de los escenarios o derrotando a enemigos, como comida para recuperar vida, invencibilidad temporal y vidas extra. Por suerte, el juego ofrece un mapa en el que podemos elegir que nivel jugar, así que podemos revisitar niveles si nos dejamos algún objeto coleccionable.

En cuanto a los enemigos del juego, encontramos diferentes tipos de esbirros y bestias que nos harán la vida imposible. El plato fuerte son los jefes, los cuales son fieles representaciones tanto en diseño como en movimientos de los que podemos ver en la serie original. Nos enfrentamos a multitud de ellos: Oolong, Yamcha, Jackie Chun, Tao Pai Pai entre muchos otros. 

El juego ofrece diferentes extras, lo que lo convierten en un título muy rejugable. Una vez completamos la aventura, podemos volver a pasarnos el juego controlando a Krillin en vez de a Goku, quien tiene ataques diferentes y cambia la forma de jugar.  Al completar la aventura también se desbloquea el modo extra, un modo en el que tenemos todos los niveles disponibles para rejugarlos, pero los cuales han cambiado ligeramente. En estos niveles tenemos que encontrar 54 objetos que desbloquearán minijuegos, y también 28 retratos de personajes que los desbloquearán para poder controlarlos en este modo. Cada personaje tiene sus propios ataques y habilidades, así que es bastante interesante ver que ofrece cada uno de ellos.

Por si esto fuera poco, también podemos jugar en cualquier momento al modo de combates 1 contra 1, en el que podemos seleccionar a los personajes que hayamos desbloqueado en el modo historia, y luchar o bien contra la CPU o contra otro jugador usando el cable Link de la consola. 

En cuanto a dificultad, es bastante moderada. El juego ofrece algunos momentos desafiantes en los que tenemos que ser habilidosos, pero dispone de guardar partida y es bastante generoso con las vidas extra. Además, podemos elegir entre 3 niveles de dificultad para adaptarlo a nuestro gusto.

Por último, solo me queda decir que el juego también es una delicia a nivel visual. Tanto personajes como escenarios están dibujados con un detalle asombroso, y representan fielmente la obra de Akira Toriyama. La música también es de una calidad sublime, que acompaña perfectamente al juego.

Dragon Ball: Advanced Adventure es un gran juego de acción con una jugabilidad muy adictiva, y además está basado en una de las series manga y anime más famosas de todos los tiempos. Si os cruzáis con él, no dudéis en jugarlo.

Contenido relacionado