Recordando
Retro Review de Rocket Knight Adventures

Una aventura de altos vuelos

Konami fue una de las compañías de videojuegos más prolíficas de los años 80 y 90, tanto desarrollando como distribuyendo títulos. Muchos de esos juegos son hoy grandes obras que siguen dando que hablar entre los fans de este mundillo. Uno de esos títulos es Rocket Knight Adventures, un título lleno de acción frenética que destila calidad por los 4 costados.

Rocket Knight Adventures es un juego del año 1993, desarrollado y publicado por Konami en exclusiva para Sega Mega Drive. El juego fue muy bien recibido, recibiendo altas puntuaciones en las revistas especializadas, las cuales destacaban su original jugabilidad y una gran calidad técnica, tanto en gráficos como en música. Parece que estaba planeado que saliera una versión del juego para SNES, pero finalmente fue cancelada. En 1994 salieron otros dos títulos de esta saga. Por una parte fue publicado Sparkster: Rocket Knight Adventures 2 para Mega Drive, que era una continuación directa de este título. Por otra parte, se publicó Sparkster para SNES, el cual seguía una historia diferente, aunque con una jugabilidad similar a las entregas para Mega Drive. La última entrega de esta saga hasta hoy salió en 2010 para PS3, Xbox 360 y PC, y fue titulada Rocket Knight, siendo una secuela directa de Rocket Knight Adventures 2 de Mega Drive.

El protagonista de la historia es Sparkster, un miembro de un equipo de élite llamado Rocket Knights. Este equipo de élite fue creado en la antigüedad por el rey El Zebulos para proteger y evitar el robo de la Pig Star, una nave cuya fuerza podía destruir mundos enteros. Un miembro de los Rocket Knights llamado Axel Gear se revela contra el reino para conseguir poder. Axel Gear ha unido sus fuerzas con el emperador Devligus Devotindos y sus secuaces, que quieren conseguir la nave Pig Star. Sparkter debe enfrentarse a esta amenaza y así salvar al reino y a su princesa, que ha sido secuestrada por el propio Axel.

La jugabilidad de este juego es una mezcla entre plataformas y acción. Sparkster puede moverse y saltar libremente por los escenarios. Va equipado con una potente espada, que dispara rayos de energía en horizontal que dañan a los enemigos a distancia. Además, puede cargar el cohete que lleva a sus espaldas para salir propulsado en la dirección que queramos. Este movimiento permite por una parte movernos rápidamente por el escenario y alcanzar lugares inaccesibles de otra forma, y por otra atacar a los enemigos. Eso sí, hay que ir con cuidado ya que perdemos un poco el control al realizar este movimiento, y puede ser acabar siendo perjudicial. Por último, Sparkster puede usar su cola para agarrarse a ramas y barras, lo cual será útil en algunas fases plataformeras.

Los niveles son muy variados, y cada uno ofrece una serie de retos que debemos superar, entre los que encontramos cataratas entre las que tenemos pasar por la parte delantera y trasera alternando usando unas plataformas, fases acuáticas, vagonetas que se mueven a toda velocidad, y lava que nos eliminará solo con rozarnos. Estos niveles están llenos de enemigos, entre los que encontramos bastantes jefes, tanto a mitad de los niveles como al final de ellos. En algunos niveles la jugabilidad pasa a ser shoot 'em up de scroll horizontal, en las que controlamos a Sparkster volando con su cohete y tenemos que abatir a diferentes enemigos. Por último hay un nivel en el que controlamos a un robot gigante para enfrentarnos a uno de los jefes finales.

Podemos recoger algunos objetos repartidos por los niveles que nos darán diferentes bonificaciones. Los más comunes son unos diamantes que hará subir nuestro marcador de puntos. También encontramos manzanas y plátanos que nos rellenan corazones de vida. Por último, también podemos encontrar vidas extra.

La dificultad del juego es elevada, pero tiene una curva de dificultad muy bien ajustada, y no resulta demasiado frustrante. A medida que jugamos, vamos descubriendo que estrategias son adecuadas para cada situación, y hace que sea bastante gratificante ir avanzando en la aventura. El juego tiene 4 niveles de dificultad que podemos elegir antes de empezar la partida. En las versiones europea y japonesa, los dos niveles más difíciles están bloqueados, y se desbloquean al pasar el juego en la dificultad anterior, o usando un truco. En cambio, en la versión americana los 4 niveles están disponibles desde el principio.

El aspecto visual del juego es soberbio. Los personajes tienen un diseño impactante, sobre todo el protagonista y los jefes, los cuales impresionan por su gran tamaño. Los escenarios no se quedan atrás, llenos de detalles tanto en el plano donde se desarrolla la acción como en los fondos. Algunos de ellos muestran efectos muy impresionantes, como un mar de lava que refleja todo el escenario, creando un efecto espejo. La música es también de una gran calidad, con diferentes piezas musicales que ambientan muy bien la aventura.

Rocket Knight Adventures es un excelente juego que reta al jugador pero sin llegar a ser injusto.  Uno título clásico de Mega Drive que sigue siendo fresco y divertido a día de hoy.

Contenido relacionado