Recordando
Retro Review de 4-D Sports Driving

Con el acelerador a tope

Hoy cambiamos el foco para volver al mundo de los deportes, concretamente al motor con 4D Sports Driving, aunque en algunos países se lanzó con el nombre de Stunts. El juego fue desarrollado por Distinctive Software Inc. (más conocidos como DSI), una empresa canadiense fundada en 1986 en Vancouver y que, siete años más tarde, fue adquirida por Electronic Arts, convirtiéndose en EA Canada.

Aunque la empresa tocó distintos palos, cómo la aventura que lanzaron de Dick Tracy, si en algo triunfaron fueron con los juegos deportivos, especialmente los simuladores, con titulos cómo 4D BoxingTest Drive, The Duel o el que nos ocupa.

Además del género, si en algo también sobresalía DSI era en su uso del 3D incluso en un momento dónde no era tan habitual como en nuestros días. La contrapartida: ha envejecido bastante mal, cómo era de esperar, pero en su momento se podría considerar si no revolucionario, muy vanguardista.

Para empezar podremos escoger entre varios coches de alta gama (Lamborghini, Ferrari, Jaguar, Porsche, Acura y hasta un F1) cada uno con sus características de aceleración, velocidad punta, etc. Una vez seleccionado el coche, pasaremos a escoger nuestros contrincantes, quienes tendrán sus puntos fuertes y sus puntos débiles, cómo por ejemplo, algunos tipos de asfalto o obstáculos.

El juego viene con unas cuantas pistas precargadas, y es aquí donde viene el punto fuerte del juego, la cantidad de obstáculos y de tipos de vía que podemos escoger. Hay loopings completos, túneles semicirculares con obstáculos en medio (deberemos pasarlos acercándonos al techo), puentes elevados cortados que deberemos saltar, carretera peraltada, túneles, túneles con obstáculos... Infinidad de opciones para demostrar nuestra pericia al volante. Si no somos lo suficientemente diestros, lo más probable es que acabemos con nuestro coche destrozado y dando por finalizada nuestra participación. También hay distintos tipos de asfalto, desde el normal, pasando por el hielo y uno de tierra, que afectará al agarre del coche.

Y ahora el otro punto, a mi parecer, fuerte del juego: el editor. Correr siempre las mismas carreras puede resultar algo repetitivo, así que con el editor podemos crear nuestros propios circuitos, incluso, compartirlo con nuestros amigos, así el punto sorpresa estará presente.

Sin duda alguna, un juego más que notable. Probablemente ha envejecido mal por los gráficos en un 3D aún primitivo y por los nuevos simuladores, pero sin duda un juego a destacar cómo uno de los simuladores pioneros.

Contenido relacionado