Recordando
Retro Review de Cobra

El brazo fuerte de la ley

En los años 80 se empezó a ver el filón que suponían las licencias de cine para los videojuegos, incluso para la promoción de la propia película. Las películas de acción eran especialmente atractivas, ya que los plataformas de acción eran uno de los géneros más activos en la segunda mitad de los 80. Una de las caras más conocidas del hipervitaminado cine de acción ochentero fue la de Sylvester Stallone, que con Cobra (dirigida por George P. Cosmatos) pretendía seguir la estela de exitazos de la saga Rocky Acorralado (Rambo).

El juego contó con varias versiones con algunos cambios entre ellas, esta retro review se centrará en la de ZX Spectrum, aunque las otras no difieren en exceso. El argumento del juego es el mismo que el de la película: eres Marion "Cobra" Cobretti, un teniente de policía que es el remedio más eficaz para combatir el crimen. Tu misión es proteger a Ingrid, testigo de un asesinato cometido por la banda de los Night Slasher, quienes pretenden llegar a ella y liquidarla antes de que se celebre el juicio. Sin embargo, un topo en el departamento de policía complicará las cosas.

Este título se desarrolla como un juego de plataformas de acción de scroll lateral, con dos acciones básicas a realizar: salto y ataque. Para el ataque podremos coger armas como cuchillos arrojadizos, una pistola o un rifle de asalto, pero durará un tiempo limitado, que estará representado por un pato en la interfaz inferior, cuando se consuma, ya no tendremos más munición. Si no tenemos ninguna arma, nuestro ataque será una especie de carga (o cabezazo, no lo tengo claro).

Cómo no podía ser de otra manera, un montón de enemigos nos harán la vida más difícil, desde gente con bazookas, pasando por navajeros, gorilas musculosos o carritos de bebé que vendrán hacia nosotros con mala intención. En cada nivel, deberemos encontrar a Ingrid que nos irá siguiendo durante el resto de la fase.

La información útil la tendremos en la interfaz inferior cómo las vidas (representadas por guantes de boxeo), el score, el arma equipada (si la hubiese) y el tiempo restante para utilizar dicha arma.

En el momento de su salida, 1986, el juego fue bastante resultón, claro que venía de uno de los estudios más importantes del momento cómo Ocean, que eran sinónimo de calidad.

Contenido relacionado