Recordando
Retro Review de Micro Machines

Carreras en miniatura

Micro Machines es una de las franquicias de juguetes más famosas de la historia, la cual fue creada por Galoob (ahora forman parte de Hasbro) en 1987. En esta marca podemos encontrar todo tipo de miniaturas: coches, camiones, tanques, aviones, helicópteros... incluso miniaturas de otras licencias como Star Trek, Star Wars, Indiana Jones o Power Rangers. Viendo el éxito arrollador de las videoconsolas a principio de los 90, Galoob no quiso perder la oportunidad de llevar su famosa marca al mundo de los videojuegos.

En 1989 Andrew Graham, diseñador de Codemasters, desarrolló un prototipo de videojuego de carreras llamado California Buggy Boys, el cual sería la base del futuro juego de Micro Machines. Codemasters llegó a un acuerdo con Micro Machines en 1990, y viendo la popularidad de NES, decidieron desarrollar el juego para esta consola. Al no tener licencia para desarrollar para esta consola, no tenían documentación sobre como programar para ella, así que todo el conocimiento del equipo de desarrollo fue obtenido mediante ingeniería inversa. El juego fue publicado en 1991 sin la licencia de Nintendo, distribuido por Camerica, dedicada a distribuir juegos sin licencia. En 1993 empezaron a publicarse las versiones para otros sistemas domésticos.

El juego fue muy bien recibido en la mayoría de sus versiones, alabando tanto su apartado técnico como su jugabilidad, haciendo especial hincapié en su excelente modo a dos jugadores. Este análisis se centra en la versión de Mega Drive, la cual he elegido porque fue la que disfruté en su momento, y además es uno de los títulos clásicos de esta consola.

Lo primero que tenemos que hacer al empezar a jugar a Micro Machines, es decidir en que modo de juego queremos jugar, los cuales son estos 2:

  • Modo Challenge, en el cual competimos contra otros tres corredores en diferentes carreras, y tenemos que quedar entre las dos primeras posiciones para avanzar a la siguiente carrera. Cada vez que quedamos primero en tres carreras, accedemos a una pantalla de bonus en la que controlamos a un Monster Truck, y si completamos al circuito antes de que se acabe el tiempo obtenemos una vida extra. Este modo solo está disponible para un solo jugador.
  • Modo Head-to-Head, en el que competimos contra otro corredor, y nuestro objetivo es dejar atrás al rival hasta sacarlo de la pantalla. En la pantalla podemos ver un marcador de 8 puntos que empieza con 4 puntos para cada uno de los corredores. Cada vez que uno de los corredores saca al otro de la pantalla, el corredor ganador obtiene un punto, y el que ha salido de la pantalla lo pierde. En este modo podemos ganar si conseguimos que el marcador tenga 8 puntos de nuestro color, o bien si al completar tres vueltas tenemos más puntos en el marcador que nuestro rival. Este modo permite modo a 1 y a 2 jugadores. En el modo de jugadores podemos elegir entre modo torneo, en el cual se irán jugando diferentes pantallas para competir, y jugar solamente una carrera.

Al jugar en el modo de un jugador, empezamos la partida con tres vidas. Perdemos una vida cada vez que no conseguimos calificarnos en la carrera, y al llegar a 0 vidas es el fin de la partida, sin posibilidad de usar continuaciones.

Una vez elegido el modo de juego, tenemos que elegir que personaje queremos controlar. Cada personaje varía en habilidad y velocidad al volante, pero no hay ningún tipo de información de cada personajes más allá de una palabra al lado de su foto.

Los circuitos están muy bien diseñados, llenos de obstáculos que tenemos que esquivar y también de atajos que podemos aprovechar. Ambos modos de juego ofrecen un ritmo trepidante que no da respiro durante las carreras.

Una de las grandes virtudes de este juego es la variedad de vehículos, cada uno con sus características como velocidad, freno y giro. Estos son los vehículos que podemos controlar:

  • Cuatro por cuatro:  Un coche con velocidad moderada y muy buen control. Sus circuitos están creados en una mesa de cocina con objetos como cereales, zumo y fruta.
  • Coche deportivo: Coche con alta velocidad y un giro descontrolado, con mucho derrape. Sus circuitos se ambientan en diferentes escritorios con libros, lápices, reglas y demás cosas de material escolar.
  • Guerreros: Coches con pinchos en la parte delantera. Tienen una velocidad bastante alta, y si chocan a mucha velocidad con otro coche explotan ambos, perdiendo unos segundos hasta recuperarse. Sus circuitos están ambientados en mesas de trabajo, con manchas de aceite, tuercas, tornillos y gotas de pegamento, entre otros materiales.
  • Turbo Wheels: Estos coches tienen una buena velocidad, con un giro bastante descontrolado, pero menos que el coche deportivo. Compiten en carreras de arena, con dunas por las que saltar.
  • Formula 1: Alta velocidad, pero muy buen freno y responden bien al giro. Corren en una mesa de billar, tanto por el tapete con por el borde de la mesa, al que se accede subiendo por una carta de poker.
  • Lanchas: Velocidad moderada y buen control. Las carreras suceden en una bañera, toda llena de espuma y con objetos como patos de goma o jabones. Hay que tener cuidado con los torbellinos, que absorben a las lanchas.
  • Helicópteros: Velocidad moderada y buen control, y rebotan mucho al chocar con las paredes. Compiten en un jardín, con recovecos en los que podemos quedarnos enganchados.
  • Tanques: Lentos tanto en velocidad como en giro. Tienen la habilidad de disparar para destruir a los vehículos rivales. Sus circuitos se ambientan en el suelo de una habitación, y encontramos objetos como juguetes o un tablero de damas.

Por último, quiero destacar de nuevo su modo a dos jugadores, el cual hace de este juego un título realmente memorable. Aunque parezca un modo muy sencillo, su ritmo frenético hace que sea divertidísimo, y además es muy variado gracias a sus diferentes vehículos y circuitos.  Un modo que hoy en día puede dar grandes momentos jugando con nuestros amigos.

Micro Machines es uno de los grandes títulos de carreras de principios de los 90 gracias a su gran jugabilidad y variedad. Tanto él como sus posteriores entregas siguen siendo juegos muy entretenidos a día de hoy, dadles una oportunidad si tenéis ocasión.

Fuentes:

Contenido relacionado