Recordando
Retro Review de Bank Panic

Protegiendo el dinero de los bancos

Volvemos al mundo de las máquinas arcade para hablar de Bank Panic uno de los primeros grandes éxitos de SEGA, aunque fue desarrollado por Sanritsu Denki, una compañía que, aunque era independiente, era una de las contratas principales de SEGA, llegando incluso a formar un joint venture años después conocida como SIMS, que aún se encuentra en activo.

El juego nos pone en la piel de un defensor del banco, hábil con la pistola, quien tiene como objetivo proteger al banco de ser robado abatiendo a los atacantes pero protegiendo a los inocentes clientes que traen su dinero al banco.

Se desarrolla en primera persona, viendo a nuestro personaje justo delante de nosotros. El banco consta de 12 ventanillas, con una puerta justo enfrente de cada una, aunque sólo veremos tres de ellas en cada momento, pudiéndonos desplazar a derecha e izquierda para ver las tres puertas siguientes o anteriores. El tiempo que tardarán en aparecer lo podemos ver en la parte superior de la interfaz.

Los enemigos sólo aparecen a través de las puertas que estamos viendo, excepto algunos forajidos especiales que pueden aparecer para llevarse el dinero acumulado en la ventanilla que el usuario no está viendo. Para disparar básicamente tendremos tres teclas que servirá para disparar a la puerta izquierda, a la central o a la derecha.

Para no recibir daño, cuando un enemigo aparece en la puerta deberemos dispararle antes de que lo haga él, pero, si le disparamos antes de que desenfunde, se considera una muerte injusta y nos dará menos puntos, pero si esperamos demasiado nos dejará como un colador y perderemos una vida.

Por otra parte, también pueden aparecer clientes para depositar su dinero, así que tendremos que tener cuidado de no abatirlos, o también perderemos una vida. Además, no nos podemos despistar porque a veces el cliente es sustituido por un forajido, al que tendremos que disparar.

Por si fuera poco, a veces los malvados pistoleros colocan una carga explosiva en una puerta (incluso aunque sea una que no vemos) y, si tardamos mucho en desactivarla, explotará haciéndonos perder también una vida.

Como sucedía en la época, el objetivo no era sólo acabar el juego sino hacerlo con el número máximo de puntos. Así que a veces aparecerá en una de las puertas un cowboy con un montón de sombreros, cuantos más sombreros disparemos más puntos extras obtendremos.

Para superar la fase necesitaremos tener al menos una bolsa de dinero por cada ventanilla. Aunque también hay otra forma y es completar la pantalla "EXTRA", lo que además nos dará una vida adicional.

A medida que avanzamos fases el juego se va tornando más difícil, puesto que habrá enemigos capaces de esquivar algunos de nuestros disparos, teniendo que dispararles repetidas veces y, además, el límite de tiempo cada vez será más apretado.

Bank Panic es sin duda alguna uno de los grandes clásicos de la compañía nipona, pero a un servidor se le hace difícil mantener tantísima concentración durante tanto tiempo para avanzar en las pantallas más difíciles, ya que cualquier pequeño despiste acabará con nuestro personaje criando malvas.

Contenido relacionado