Recordando
Retro Review de Mystic Warriors

Acción Ninja a cuatro jugadores

Uno de los juegos arcade más recordados de Konami es el increíble Sunset Riders, publicado en 1991. En 1992, Konami repitió la formula de este exitoso juego publicando Wild West C.O.W-Boys of Moo Mesa, basado en una serie de dibujos del mismo nombre. En 1993 publicó nuestro protagonista de hoy, Mystic Warriors, con el que volvió a probar la fórmula, esta vez mejorándola y publicando un juego soberbio de temática ninja.

El nombre completo del juego es Mystic Warriors: Wrath of the Ninjas. Pese a ser un juego de una gran calidad, no tuvo mucha repercusión en el mercado, y solamente hubo versión arcade. El equipo que se encargó de este juego fue el mismo que el de Sunset Riders, de ahí que su sistema de juego sea tan parecido. De hecho, en la primera fase podemos ver que aparece una escena de Sunset Riders en una gran pantalla situada en el fondo del escenario.

La historia del juego se sitúa en un futuro incierto, en el que una malvada compañía llamada Skull Corporation ha conseguido un gran poder y pretende hacerse con el control del mundo. Cinco ninjas son la única esperanza que puede hacer frente a esta amenaza: Spyros, Keima, Kojiro, Brad, y Yuri. El juego permite jugar hasta cuatro jugadores. Una vez hayamos elegido a nuestros personajes, uno de los personajes restantes será secuestrado por el enemigo. Nuestra misión es rescatar a nuestro compañero, y después acabar con el dominio de Skull.

Mystic Warriors es un juego del género Run and Gun de los que da poco respiro al jugador. Nuestro personaje dispara shuriken (estrellas ninjas) para atacar, y ataca con su espada cuando tiene algún enemigo a su alcance. Además, podemos saltar, rodar por el suelo, y tenemos algunas acciones situacionales como escalar paredes o colgar de una cuerda. También podemos saltar a las plataformas que encontremos, así como bajar de ellas pulsando el botón de salto y la dirección abajo.

Hay multitud de objetos que podemos recoger por los escenarios. El más útil es la mejora de disparo, representada como un shuriken. Podemos acumular hasta dos mejoras de disparo, y las perderemos al morir. Al mejorar el disparo, cada personaje es diferente. Por ejemplo, Yuri lanza shuriken a gran velocidad y dispone de disparo automático, en cambio Kojiro dispara shuriken en varias direcciones. También encontramos una magia que acaba con los enemigos en pantalla, otra que nos protege durante unos segundos, comida que recupera un punto de vida y tesoros que aumentan los puntos de nuestro marcador.

El juego está compuesto por niveles muy variados, y todos ellos realmente espectaculares. Empezamos la partida en una ciudad, cuyo escenario acaba en una gasolinera en llamas. Otro escenario es una montaña nevada sobre la cual tenemos que hacer esquí mientras abatimos a nuestros enemigos. También recorremos un escenario acuático, unas minas sobre raíles, incluso nos montamos a lomos de varios aviones. En ellos encontramos varios tipos de enemigos, desde débiles esbirros a experimentados ninjas, y por supuesto acabamos cada nivel enfrentándonos a un gran jefe final, los cuales son muy originales y variados.

En cuanto a su dificultad, muestra una curva bastante ajustada. En los primeros niveles no sufriremos demasiado acoso de los enemigos, pero a medida que avanzamos los enemigos aparecen en más cantidad, tiene patrones de ataque más rápidos y son más difíciles de matar. De todas formas, el juego se puede llegar a dominar en un tiempo razonable.

A nivel técnico es un juego notable. Personajes y escenarios muy detallados y con unos colores muy vivos que llaman la atención desde el primer momento. En los escenarios encontramos elementos destruibles, incluso algunos los podemos usar para atacar a nuestros enemigos. Aunque muchos escenarios son de avanzar hacia adelante, encontramos algunos en los que tenemos que avanzar en vertical o incluso hacia atrás. El punto negativo es que el juego se ralentiza cuando hay muchos enemigos y disparos en pantalla. En cuanto a la música, hay temas realmente potentes que son dignos de escuchar. Por último, el juego cuenta con muchas voces digitalizadas, tanto de los personajes principales como de los jefes finales.

Como curiosidad, este es uno de esos juegos que hace gala de "Broken English", mostrando algunas frases con un inglés bastante descuidado. Por ejemplo, al comenzar el juego podemos leer "Beware of SKULL enterprise on!" y "It's sure to be mega-hit!", frases sintácticamente incorrectas.

Mystic Warriors es un gran juego, una continuación perfecta de Sunset Riders. Un juego con un carisma tremendo y con una jugabilidad excelente. Si os gustan este tipo de juegos, dadle una oportunidad.

Contenido relacionado