Recordando
Retro Review de Aspar GP Master

A dos ruedas por el Jarama

Tal y como pasa en la actualidad, las figuras del deporte son una franquicia prácticamente segura, aunque hoy en día, más que dar el nombre al juego, posan en la portada. Pero a finales de los 80 y principios de los 90, las compañías españolas se lanzaron a la caza de deportistas insignia para garantizar la venta de sus juegos. En anteriores "Retro Reviews" ya analizamos algunos casos como Michel Futbol Super Skills Emilio Butragueño (fútbol), Carlos Sainz (automovilismo), Fernando Martín Basket Master (baloncesto), Perico Delgado Maillot Amarillo (ciclismo). Nos queda pendiente el de Emilio Sánchez Vicario (tenis), pero hoy nos vamos al motociclismo para hablar de Aspar GP Master (y nos quedará la deuda pendiente con Angel Nieto y su Angel Nieto Pole 500 o Sito Pons 500cc).

Jorge Martínez Salvadores "Aspar" es uno de los pilotos más laureados del motociclismo español que gozó de mucha popularidad a finales de los 80 por lo que Dinamic decidió ofrecerle la posibilidad de protagonizar un juego.

Como no podía ser de otra manera, en el juego competiremos en el Campeonato Mundial de 80cc, en diferentes circuitos como el de Rijeka, Brno, o el mítico Jarama (7 en total), a lomos de nuestra Derbi y con Aspar como piloto (no podremos escoger) y otras futuras figuras del motociclismo como Álex Crivillé (recordad que en aquel entonces no había escrúpulos a la hora de utilizar nombres, parecidos sospechosos... etc de famosos).

Cada Gran Premio consta de dos partes: la prueba de clasificación y la carrera. En la prueba de clasificación hay un detalle importante y es que si conseguimos la Pole Position podremos escoger porqué lado salir, si izquierda o derecha. El sistema de puntuación en las carreras sigue uno bastante parecido al real.

El juego se desarrolla en vista aérea y lo primero que llama la atención es el sistema de acelerar y girar. Normalmente, se utilizaría la flecha hacia arriba para acelerar y la de hacia abajo para frenar, e izquierda y derecha para girar, pero en este juego no. Tendremos que apretar las flechas en la dirección que queramos ir, algo que al principio resulta algo poco intuitivo. Por otra parte, no existe el concepto de freno, básicamente la moto siempre está acelerando hasta su velocidad máxima (220 km/h) y lo que haremos para reducir en las curvas es apretar una especie de botón de acción o embrague.

Básicamente tendremos que controlar dos cosas: intentar coger las curvas a la máxima velocidad posible, utilizando el botón de acción correctamente, y no salirnos del trazado para no perder velocidad. Por otra parte, un choque fuerte puede llevarnos al suelo a nosotros y a nuestros rivales.

Respecto a la interfaz es muy sencilla, mostrando el tiempo transcurrido, el número de vueltas restante, la posición y la velocidad en kilómetros / hora.

El objetivo es ganar el campeonato, por lo que al acabar la séptima carrera deberíamos estar en primera posición.

El juego no es excesivamente difícil para lo que solía ocurrir en la época y fue un éxito de ventas, por lo que Dinamic siguió contando con otros deportistas para engrosar sus ventas.

Contenido relacionado