Recordando
Retro Review de Alien Soldier

Un run and gun centrado en combatir Jefes Finales

Hoy volvemos a Sega Mega Drive para hablar de Alien Soldier, uno de sus grandes juegos del género Run and Gun. Este título de acción nos ofrece una gran calidad técnica y jugable, pero con un control bastante complejo y una dificultad que nos exigen gran habilidad ante el mando.

La desarrolladora de Alien Soldier es la compañía japonesa Treasure. Después de desarrollar su primer título en 1993, el aclamado Gunstar Heroes, Treasure se puso a desarrollar varios juegos para consolas de Sega, entre los cuales se encuentra nuestro protagonista. El título se publicó en el año 1995 después de dos años de desarrollo, siendo uno de los últimos títulos que vieron la luz de forma oficial para Mega Drive. Para Japón y Europa el juego se publicó en formato físico, pero curiosamente para el mercado Americano se publicó solamente via el servicio Sega Channel. Este servicio se ofrecía vía cable, y fue uno de los primeros intentos de plataforma de juegos online, pero las limitaciones técnicas y su alto precio provocaron su prematuro cierre en 1998.

El recibimiento de Alien Soldier fue bueno tanto a nivel de crítica especializada como en el gran público, alabando la buena mano de Treasure realizando un run and gun exigente, pero muy divertido y con una excelente calidad técnica. El juego ha sido relanzado en algunas colecciones de juegos clásicos de Sega, así como en plataformas online como la consola virtual de Wii y Steam.

La historia se sitúa en el año 2015 en un planeta llamado Sierra. Este planeta está dominado y sitiado por un grupo terrorista llamado Scarlet, el cual está formado por soldados mejorados genéticamente. La resistencia del planeta organiza un atentado para acabar con Epsilon-Eagle, el jefe de Scarlet. En este ataque Epsilon-Eagle es herido de muerte y desaparece en una brecha espacio-temporal abierta a causa de la energía liberada por el ataque. Con Epsilon fuera de combate, toma el poder otro soldado llamado Xi-Tiger, quien es aún más brutal contra la población de Sierra. Muchos componentes del grupo Scarlet muestran su desaprobación con los métodos del nuevo líder, y piden que Scarlet vuelva a liderarlos. Xi-Tiger, consigue encontrar a Epsilon, que había conseguido instalarse como parásito en el organismo de un niño para poder recuperarse. Antes de que Xi-Tiger pueda eliminarlo, Epsilon vuelve a su forma original. Debido a su paso por la brecha espacio-temporal, Epsilon se ha dividido en dos seres, cada uno con distinta mentalidad, una bondadosa y otra malvada. El protagonista del juego es la parte buena, que intentará dar caza a Xi-Tiger y acabar con la tiranía de Scarlet. Este complicado argumento que se explica en la introducción da paso al juego, y curiosamente ni durante el juego ni al final de este se explica más sobre la trama, dando un poco la sensación de juego inacabado y lanzado prematuramente.

Este título está claramente influenciado por su antecesor Gunstar Heroes, pero tiene sus propias mecánicas que lo diferencian. Podemos elegir entre dos dificultades, fácil y difícil. En fácil los enemigos serán menos temibles, y además tendremos continuaciones infinitas y sistema de passwords, mientras que en difícil solo disponemos de tres continuaciones. Al empezar la partida, podemos seleccionar las cuatro armas que usaremos entre las seis disponibles. Como curiosidad, también podemos elegir la interfaz de usuario entre 26 diferentes. Una vez acabamos de configurar el juego, nos permite practicar los movimientos, y entonces ya comienza la acción. Las armas disponibles son las siguientes:

  • Buster: Disparo rápido de largo alcance.
  • Ranger: Dispara cuatro proyectiles en varias direcciones. Su baja cadencia de disparo hace que no sea muy útil.
  • Flame: Lanzallamas que no tiene mucho alcance y duración, pero sí un gran poder destructivo. 
  • Homing: Lanza proyectiles teledirigidos al objetivo, así que no hace falta apuntar con él, lo que lo hace muy útil.
  • Sword: Un rayo fino que cruza la pantalla, lo que hace difícil acertar con él, aunque tiene un gran alcance. Cuanto más cerca estemos del objetivo, más daño hace.
  • Lancer: Un poderoso rayo que cruza la pantalla. Tiene un gran poder, pero las cargas son muy limitadas.

Una vez en el campo de batalla, tenemos varios movimientos a nuestra disposición. Podemos saltar, flotar en el aire, e incluso caminar por el techo. También tenemos disponible un movimiento evasivo que nos permite movernos a gran velocidad por la pantalla y esquivar los ataques enemigos. Además, este mismo movimiento se convierte en un poderoso ataque especial cuando llenamos nuestra barra de salud al máximo. Por último, tenemos dos modos de ataque, uno que nos permite apuntar bien en cualquier dirección, pero no podemos movernos mientras atacamos, y otro que fija la dirección en la que atacamos y permite movernos mientras lo hacemos. La variedad de armas y movimientos nos permite adaptarnos a cualquier situación, y la experiencia nos dirá que tipo de ataque y movimientos nos conviene más en cada momento.

Por los niveles encontramos diferentes objetos que nos ayudan en nuestra misión. Primero, tenemos los diamantes que nos otorgan salud, un orbe dorado que recupera nuestra salud al máximo y además aumenta nuestra vida máxima, y por último los power ups de arma que nos permiten cambiar una de las armas que ya tenemos por otra diferente, o bien recargar y aumentar el poder de una de las que ya tengamos.

Una de las cosas que hacen peculiar a Alien Soldier es que en vez de basar su jugabilidad en largos y difíciles escenarios que acaban en un jefe de final de nivel, lo hace al contrario. Los niveles del juego son extremadamente cortos, con diferentes enemigos que podemos eliminar con bastante facilidad, que sirven casi como excusa para dar un poco de respiro y recuperar nuestra salud y munición. El peso del juego está en los jefes finales, los cuales son muchos y muy duros de matar. 31 son los jefes a los que nos tenemos que enfrentar, todos ellos horripilantes monstruos mutantes sacados de las peores pesadillas. Cada jefe tiene sus puntos débiles y sus ataques, que deberemos aprender para salir victoriosos. Según sus creadores, querían que el número de jefes fuese mucho más alto, pero no pudo ser por problemas de tiempo.

Este es uno de los títulos que ponen a prueba la potencia de Mega Drive: Personajes grandes y bien animados, y con una gran cantidad de enemigos y efectos en pantalla. Todo ello movimiendo el juego a un frame rate estable y a una velocidad que no da respiro. La música tampoco se queda atrás, con buenas melodías que acompañan a los diferentes escenarios del juego.

Alien Soldier es uno de los grandes clásicos de Mega Drive, un run and gun único lleno de acción y con muchísimos jefes finales a los que vencer. Si queréis descargar adrenalina jugando a un clásico, este es vuestro juego.

Contenido relacionado